Wenceslao López, presidente del 32 Congreso de la FSA-PSOE



El presidente de la Mesa del 32 Congreso de la FSA-PSOE, Wenceslao López, ha tildado hoy en la apertura de “gran honor presidir un cónclave socialista después de haber pasado tiempos complicados".


"Es un congreso doblemente importante, como suelen serlo todos los socialistas, pero también porque supone un cambio de ciclo y una retirada de la línea política presidida por Javier Fernández, del que recuerdo, con gran satisfacción, su gran discurso en el congreso de hace 17 años en el que fue elegido secretario general", ha explicado durante su intervención en la inauguración del cónclave de los socialistas asturianos, que se celebra en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo.


López mencionó a Adrián Barbón, secretario general electo de la FSA-PSOE, cuya elección en primarias por la militancia ha destacado porque "supone que estamos para tomar las últimas decisiones de fin de ciclo, el que debe liderar la próxima dirección en los años venideros en que debe afrontar el cambio político". "Asturias nos observa y espera que acertemos en estas decisiones. Tenemos un tiempo difícil e ilusionante en el que todos somos necesarios", ha añadido.


Para el secretario general de la AMSO, el PSOE es un partido "lleno de historia, de grandes debates y decisiones que han permitido llegar a las mejores soluciones". En este sentido, López ha abogado "porque nuestro último fin sea elaborar un proyecto integrador dentro de la casa, de la ciudadanía, de los derechos laborales, de los derechos de la fiscalidad, de los que depende la calidad de vida de la ciudadanía". Razones por las que el secretario de los socialistas ovetenses ha llamado "a recuperar el voto de la izquierda y de los progresistas para fortalecer el PSOE como fuerza hegemónica de la izquierda”.


José Manuel Zapico, secretario general de CCOO de Asturias, felicitó a Adrián Barbón durante su saludo a los delegados/as socialistas. En su discurso, destacó "la participación de la militancia" en el proceso de primarias y lanzó un cabo a la FSA-PSOE para "golpear juntos, desde la discrepancia, buscando objetivos comunes, como la defensa del carbón".


"Cerrar paso a la iniciativa del PP y de Ciudadanos para que en el Estado español hubiera una renta básica" fue una acción política de la izquierda que, a su juicio, debe marcar la hoja de ruta política y sindical "para desalojar al PP, que está generando daño a la ciudadanía". "Que se dejé de matar a las mujeres y la izquierda política y sindical tenemos que coger esa bandera", dijo antes de reivindicar el acuerdo de concertación en el Principado y considerar "urgente la mayoría política de izquierdas" en Asturias para dar soluciones como el acuerdo en el Presupuesto regional.


Javier Fernández Lanero, secretario general de UGT Asturias, denunció "la estafa laboral" de los trabajadores "mientras que quien gobernaba se hinchaba de corrupción". "Y ahora nos dicen que hay que apretarse el cinturón mientras el país crece. Por eso necesitamos que tengáis un buen congreso porque fuimos nosotros los que hemos pagado la reforma laboral".

"Es importantísimo un acuerdo de los partidos políticos de izquierda en Asturias", ha reafirmado. Y, finalmente, Fernández Lanero entiende que "es necesario que salga del Congreso un partido socialista unido donde no haya vencedores ni vencidos. Ése es el que quiere la UGT y la gente, y estoy seguro que es el que liderará Adrián Barbón" .


Aquilino Díaz, coordinador del 32 Congreso, dio la bienvenida a los 343 delegados procedentes de 73 agrupaciones, todos ellos con derecho a voto, a los que hay que sumar los 7 de Izquierda Socialista, que solo tienen voz, pero no voto.