"Vamos a seguir trabajando por esta región y este país, a pesar de un PP sin coraje ni contra la corrupción"

Javier Fernández contrapone la victoria del PSOE en la "batalla moral" a la actitud de una oposición que prefiere dañar las instituciones a afrontar los escándalos que le salpican


El secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, aseguró en Avilés que lo peor que le puede ocurrir al PP es que los ciudadanos vean, como están viendo ya, que los socialistas son más eficaces y competentes para salir de la crisis. Así, señaló, desde las políticas y reformas que está poniendo en marcha el PSOE al frente del Gobierno de la nación, debe proseguirse en ese camino para ganar la batalla de la credibilidad económica. Fernández añadió además que otra batalla, "la de la credibilidad moral, ya la hemos ganado", una idea que contrapuso a la actitud general de los populares, que siguen sin arrimar el hombro ante la crisis, y también a la posición adoptada por el PP ante los casos de corrupción que investiga actualmente la Justicia. "No han tenido coraje suficiente para enfrentarse a la corrupción", señaló el secretario general de los socialistas asturianos, que prosiguió explicando que, ante esta situación, a lo que se dedica el PP es "a generar ruido y a tratar de promover un sentimiento antipolítico".

Fernández realizó estas consideraciones en el marco del encuentro con cargos orgánicos del partido que se celebró en Avilés con la presencia del vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, que previamente participó en una visita al tramo Las Dueñas-Muros del Nalón de la Autovía del Cantábrico. Durante el acto de Avilés, en el que también intervino la alcaldesa, Pilar Varela, el secretario general de la FSA-PSOE se refirió a la obra de ese tramo de autovía, que supone "un enorme desafío técnico", y al conjunto de las infraestructuras en marcha en Asturias. Fernández incidió en el hecho de que, pese a que vivimos un momento de grave crisis económica, el ministerio de Fomento ha asegurado el compromiso con las obras públicas en el Principado, unas inversiones que harán posible concluir cuanto antes esas infraestructuras que "van a traer unas tasas de retorno" de enorme relevancia para la economía asturiana.

El secretario general de los socialistas incidió también en que el partido, desde Asturias, va a apoyar las reformas que propone el Gobierno de la nación para permitir la salida a la crisis y caminar hacia un modelo económico sostenible y asumió que habrá que acometer cambios de todo tipo, "cambios que en algunos momentos serán difíciles".

Fernández hizo un paréntesis en su intervención para referirse al caso de Garzón, "un juez que era jaleado" cuando imputaba a miembros de la izquierda y que, ahora, cuando se trata de la causa del franquismo, es calficado de "anormalidad democrática".

Volvió luego a la idea de quienes están promoviendo un "sentimiento antipolítico" y señaló que el "peor enemigo de los políticos son algunos políticos". En este punto se refirió a Francisco Álvarez-Cascos, al que definió como un "adversario de la política" y señaló que "está muy preocupado". Concluyó ironizando con el hecho de algunos políticos de la derecha "son muy fiables" porque "aunque hayan pasado muchos años, entren y salgan, no cambian nunca" y lamentó algunas declaraciones realizadas al hilo de los casos de corrupción que salpican al PP "que son malas para las propias instituciones". "No importa cuáles sean los planteamientos de la oposición, nosotros vamos a seguir trabajando para sacar adelante esta región", finalizó Fernández.