"Vamos a echar muchísimo de menos a Martínez Noval, un gran servidor público y un gran socialista"


El funeral por Luis Martínez Noval, ex secretario general de la FSA-PSOE (1988-2000) y ex ministro de Trabajo, entre otros cargos públicos que ocupó el político socialista asturiano fallecido el pasado sábado, congregó a cientos de personas en la iglesia ovetense de los Santos Apóstoles. Junto a la familia socialista, numerosas personas acudieron a dar el último adiós y testimoniar su respeto y consideración a la familia de Martínez Noval.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, encabezó la representación socialista en el funeral. Acompañado por el secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, el líder socialista, con emoción contenida, se deshizo en elogios hacia Martínez Noval, de quien destacó que "fue un gran servidor público, un gran socialista y un mejor amigo". Además, Rubalcaba puntualizó: "le vamos a echar muchísimo de menos. Había dejado el Tribunal de Cuentas y estaba reincorporado a la vida del partido. Ha sido una desgracia".

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, también mostró su respeto por el político socialista fallecido, de quien dijo que, en sus diversos cargos públicos y como parlamentario "fue un referente para los de mi generación". Más elocuente aún fue la ex ministra Matilde Fernández, quien aseguró que "Luis Martínez Noval ha sido el mejor ministro de Trabajo que ha habido nunca". Asimismo, Alfonso Guerra precisó que la bondad era la cualidad personal más destacada del ex ministro de Trabajo, a quien calificó como una persona "especial". Otros dirigentes como Valeriano Gómez y Francisco Fernández Marugán también se desplazaron hasta Oviedo para despedir a Luis Martínez Noval, al igual que hizo la ministra de Empleo, Fátima Báñez.