"Vamos a devolverles a los españoles los derechos y libertades que le hurtó la Ley mordaza del PP"

Trevín reclama, durante la defensa de la Proposición de Ley del grupo socialista en el Pleno del Congreso, "aprobar una nueva ley respetuosa con los derechos y libertades que consagra la Constitución"


El portavoz socialista de la comisión de Interior, Antonio Trevín, ha defendido esta tarde la Proposición de Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana y derogación de la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana, conocida como Ley mordaza, que "cercena derechos como los de reunión, manifestación, huelga e información y atenta contra el derecho de los españoles y españolas a la intimidad y a la tutela judicial efectiva", en palabras del portavoz socialista.

Al comienzo de su intervención, Trevín, diputado del PSOE por Asturias, ha recordado que el Grupo Socialista ya avanzó que buscaría un amplio acuerdo para derogar la Ley mordaza, aprobada gracias a la mayoría absoluta del PP, frente al rechazo del 82% de la población española, y ese día ha llegado.

"Con la excusa de la crisis, el gobierno del PP arrasó no sólo con los derechos laborales, sanitarios, educativos y judiciales de las clases medias y trabajadoras, sino también con las libertades, demostrado que no querían ciudadanos críticos, y aprobando una ley que convertía automáticamente al ciudadano activo en reo sancionable a fin de pacificarnos a todos a las bravas", ha manifestado durante su intervención.

"Nunca antes, en la democracia española, se aplicó con mano tan dura la legislación al discrepante, especialmente si era sindicalista", ha insistido Trevín, recordando que 270 representantes sindicales afrontaron o afrontan en estos últimos años sanciones administrativas graves o sentencias con importantes penas de prisión.

El Grupo Socialista cumplió con lo anunciado, y hoy promueve una normativa más respetuosa con los derechos y libertades fundamentales de los españoles previstos en la Constitución. Una proposición que supondrá la abolición de la posibilidad de sancionar a los participantes pacíficos en manifestaciones, que también pondrá fin a las multas por manifestarse ante las cámaras parlamentarias aunque no estén reunidas, que acabará con las sanciones por utilizar imágenes de autoridades o miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad y la posibilidad de incautarse de esas imágenes, que acabará con la consideración de infracción de la ocupación temporal de la vía pública, así como con otras infracciones por la falta de respeto o consideración a miembros de las fuerzas de seguridad.

"Queremos corregir los errores que la actual Ley introdujo en los principios de actuación policial. No son los de oportunidad, eficacia y eficiencia los que deben regirla, sino los de legalidad, idoneidad e intervención mínima, ya que la ponderación entre la necesidad de una posible actuación y el ejercicio de derechos y libertades así lo exige", ha declaradoTrevín, que ha defendido "la necesidad de acabar con la confusión introducida por la Ley mordaza, entre el concepto de seguridad ciudadana y un bien constitucional como la seguridad pública, porque esa confusión intencionada faculta al Ministerio del Interior para utilizar al Cuerpo de Policía y a la Guardia Civil en el control de la población, en lugar de destinarlos fundamentalmente a asegurar la libertad y Seguridad públicas".

El portavoz socialista de Interior ha finalizado su intervención haciendo un llamamiento a todas las fuerzas de la cámara, también al Partido Popular, para que la Proposición de Ley que hoy presenta el Grupo Socialista alcance el máximo consenso. "Olviden la Ley mordaza. Es pasado. Siempre lo fue, porque desde el principio esa ley desprendía un sospechoso hedor rancio. Nosotros vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para acordar esta proposición de ley de seguridad ciudadana respetuosa con los derechos y libertades fundamentales previstos en la Constitución y en ese objetivo deberíamos participar todos los grupos parlamentarios".

La Proposición que ha defendido Antonio Trevín no tiene vocación de texto final, como él mismo ha subrayado, sino de punto de partida para la elaboración de la nueva ley de seguridad ciudadana.

"Es hora de desprendernos de esta mordaza que avergüenza a nuestra democracia. Si la cámara vota a favor mayoritariamente, estaremos dando el primer paso para devolver a los españoles las libertades que el Gobierno Popular les hurtó con su “Ley para la Seguridad Ciudadana", ha finalizado.