"En la FSA-PSOE buscamos, con nuestras exigencias sobre el uso del superávit, lo mejor para todo el municipalismo, sin diferencias partidistas"

El secretario de política municipal, Iván Fernández, insiste en que "lo que reclamamos está por encima de la lucha partidista y beneficia a todos los ayuntamientos, gobierne quien gobierne"



"Las exigencias de la Federación Socialista Asturiana sobre el uso del superávit son positivas para todo el municipalismo porque nosotros, los socialistas de Asturias, no hacemos diferencias partidistas", subraya el secretario de política municipal de la FSA-PSOE. Iván Fernández asegura que "lo que estamos reclamando beneficia a todos los ayuntamientos, gobierne quien gobierne, tanto el PSOE, como IU, Podemos e incluso al PP". En este sentido, reitera que "nosotros, los socialistas de Asturias, buscamos lo mejor para todo el municipalismo y para todos nuestros vecinos y vecinas porque lo que queremos es que los ayuntamientos puedan disponer de unos recursos que legítimamente les pertenecen".

"Los socialistas situamos en el centro de la acción política al conjunto de la ciudadanía, vivan donde vivan y gobierne quien gobierne", destaca Iván Fernández, que precisa que "en la FSA-PSOE queremos situarnos por encima de la lucha partidista porque somos un partido de gobierno y municipalista que ofrece soluciones, que es lo que quiere la ciudadanía".

Para Fernández,"los municipios tienen problemas por resolver y es injusto que, teniendo superávit, no puedan atenderlos". A su juicio, "el dinero del contribuyente no puede estar en los bancos, sino que tiene que revertir en políticas públicas de calidad, inversiones y obras que resuelvan los problemas de nuestras ciudadades y de nuestros pueblos". Dada la situación con el Real Decreto aprobado sobre el uso del superávit, el secretario de política municipal reitera su exigencia a Montoro para que "aclare que se pueda usar libremente todo el superávit y, si no es así, habrá habido avances, pero habrán sido insatisfactorios".

Los avances en el uso del superávit aprobados tienen que ver, según Iván Fernández, en que "se puede usar parte del superávit sin vincularlo a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, un avance que viene a demostrar que el año pasado hubo un chantaje al sí vincularlo". Asimismo reconoce mejoras "en que se puede ampliar el listado de inversiones financieramente sostenibles, pero el meollo del asunto está en si se puede utilizar todo el superávit o solo parte del mismo. Si es una parte, será un engaño de Montoro porque lo que nos prometió fue utilizar libremente todo el superávit para resolver los problemas de nuestros vecinos y vecinas, y es injusto que los ayuntamientos tengan dinero en los bancos y no puedan gastarlo".