Trevín denuncia que "la política energética del PP crea alarma en las comarcas mineras españolas"

Comisión de Industria y Energía del Congreso

El PSOE se opone al recorte de los fondos mineros y exige al Gobierno el cumplimiento del plan para la reactivación territorial y económica de las comarcas mineras españolas

El diputado socialista Antonio Trevín ha denunciado en el Congreso la “alarma” creada por la política energética del gobierno del PP: el fin de los incentivos a las renovables, la ampliación de la vida útil de la central nuclear de Garoña, y el cerrojazo a los fondos mineros, “un peligro para las comarcas carboneras españolas”. “El Gobierno no tiene un plan, navega con dudas e incertidumbres, pero siempre en un mar de recortes”, ha dicho.


Trevín ha defendido en la Comisión de Industria y Energía una proposición no de ley –que ha sido rechazada por el PP- para reclamar el cumplimiento íntegro del Plan del Carbón y exigir al Gobierno que “deje en suspenso el drástico recorte de los fondos mineros que aprobó el pasado 30 de diciembre”, con el que, ha dicho, “da cerrojazo a los fondos para la reactivación territorial y económica de las comarcas mineras españolas”.


El diputado socialista ha denunciado la “ruptura del consenso” por parte del Gobierno respecto a la “hoja de ruta para reordenar la actividad minera”, compartida en sus líneas básicas por los sucesivos gobiernos socialistas y populares. “Se desdicen de lo acordado, rectifican la política tradicional sobre las comarcas mineras, y dan largas a la mesa de seguimiento sobre el actual Plan del carbón, que no se reunirá hasta el 26 de marzo, pasadas ya las elecciones asturianas y andaluzas”, ha subrayado.


Además, ha señalado que en esta materia, como en otras –la reforma laboral o el recorte de derechos y políticas sociales-, “se han impuesto los planteamientos más economicistas y con menos sensibilidad social dentro del Ejecutivo”.


El diputado socialista ha hablado de una “campaña de desprestigio contra el carbón y los fondos del Plan Nacional de Reserva estratégica del carbón 2006-2012”, por parte del PP –que ha personalizado en la figura del eurodiputado popular Salvador Garriga-, cargando contra los fondos mineros, “menospreciando el esfuerzo serio y consistente desarrollado a lo largo de los 20 últimos años para propiciar la transformación económica y social de las comarcas mineras” y arremetiendo también contra los partidos de la izquierda asturiana y los sindicatos mineros, “que comparten una misma filosofía sobre la reordenación de sector minero y han demostrado sentido de la responsabilidad y voluntad de diálogo”.