"Solo un gobierno socialista en Asturias puede garantizar estabilidad política y mejora de las condiciones económicas y de las prestaciones públicas"

Javier Fernández anuncia que el programa electoral de la FSA-PSOE recogerá la propuesta de modificaciones en el impuesto de sucesiones


Javier Fernández se ha mostrado convencido de que solo un gobierno socialista en Asturias podrá garantizar "estabilidad política y mejora de las condiciones económicas y de las prestaciones públicas". El secretario general de la FSA-PSOE ha anunciado, en una entrevista en Onda Cero, que el programa electoral de la FSA-PSOE recogerá modificaciones en el impuesto de sucesiones.

Preguntado por el resultado de las elecciones andaluzas, Fernández ha elogiado "la victoria incuestionable" del PSOE en Andalucía y, aunque matiza que esos logros electorales "no son trasladables íntegramente a Asturias", cree que "sí se puede hacer un análisis de algunas cosas que pueden ocurrir aquí". En concreto, cree que es extrapolable al Principado y al resto de España "el castigo a las políticas de recortes del Gobierno de España, que ha incidido en los resultados" al tiempo que considera que "han dado resultado las políticas del PSOE de Andalucía defendiendo los grandes servicios públicos".

Respecto a los resultados de Podemos, un partido, aseguró, "con unas expectativas en las encuestas muy superior a las reales", el líder socialista cree que, "cuando esas expectativas se pinchan, el suflé baja".

"Vamos a ganar en Asturias por el trabajo que hemos hecho y por el trabajo que vamos a hacer hasta el 24-M", auguró Javier Fernández en un momento de la entrevista, convencido de que "la única estabilidad política y de mejora de las condiciones económicas y de las prestaciones públicas se corresponde con un gobierno socialista en Asturias porque no veo que otras alternativas políticas puedan ir en esa dirección".

Por otra parte, tras puntualizar que "debe gobernar el partido que pueda gobernar. El pacto y el acuerdo decide al final quien debe gobernar. No creo que debamos ir con el apriorismo de que debe gobernar la lista más votada", el secretario general mostró su deseo de que "los socialistas ganemos con una mayoría suficiente para tener estabilidad política, que es indispensable".

Asimismo, Javier Fernández, consideró "muy difícil" llegar a acuerdos con Podemos, "un partido del que no escucho propuestas sino intenciones declaradas de expulsar de la vida pública a sus adversarios políticos por lo que resulta difícil pactar con quien te quiere arrojar al cesto de la ropa sucia". Y con el PP, puntualizó el líder de la FSA-PSOE, "no me siento deudor" por el pacto alcanzado en el Presupuesto de 2015, aunque sí reconoció a los populares "sentido de la responsabilidad y sentido de Estado".

"Prendes se consideró un justiciero, un inquisidor", dijo en otro momento de la entrevista sobre el líder de UPyD, de quien criticó que "la comisión Villa evidencia que sus obsesiones importan más que sus conclusiones. No estoy de acuerdo con sus planteamientos".

Sobre fiscalidad, además de negar que "Asturias sea un infierno fiscal", anunció que en el próximo programa electoral de la FSA-PSOE se incluirán modificaciones en el impuesto de sucesiones. En concreto, Javier Fernández comprometió mejoras para corregir lo que denominó "error de salto". Es decir, explicó, "150.000 euros no tributan, pero si se heredan 160.000, pagas por todo. Pues lo que pretendemos, y va en nuestro programa electoral, es que se corrija, que los 150.000 euros no contabilicen a ningún efecto". "Otra mejora más que pensamos hacer también en ese impuesto", añadió, "es que la vivienda familiar (la recibida en herencia) no se pague (por debajo de 220.000 euros está exenta) pero deba permanecer sin ser enajenada durante 10 años".

Para evitar, por otra parte, "la incertidumbre" que sufren las empresas intensivas en consumo eléctrico por el sistema de la tarifa eléctrica, según Fernández, y "evitar lo que pasó con Alcoa", el Ministerio de Industria "debe corregir ahora, solucionar ya" la subasta eléctrica.

Finalmente, el secretario general se comprometió, en el caso de ser reelegido como presidente del Principado, "a facilitar las condiciones, trabajando para que el entorno económico en el Principado sea proclive a la actividad de las empresas" para que generen empleo.