"Sin nuestra memoria, el PSOE no hubiera podido atravesar el desierto de la dictadura y ser determinante para que España pasara a ser un país democrático"

Javier Fernández reivindica el legado de los fundadores de la agrupación socialista llanerense en la presentación del libro Socialismo y movimiento obrero en Llanera




Javier Fernández, que ha acudido esta noche a la presentación del libro Socialismo y movimiento obrero en Llanera. De los orígenes a los albores de la guerra civil, ha señalado que se trata de "un libro que nos dice lo que hemos hecho, lo que nos han hecho, lo que éramos y lo que somos". "Nosotros", ha añadido el secretario general de la FSA-PSOE, "somos mas que unas siglas y que un partido, somos una tradición, una historia y una cultura que está encerrada en la memoria".

Una memoria que Fernández, citando a Cernuda, reivindicó y pidió recordar "unos tiempos muy duros y muy lejanos", como cuando, citando un episodio que se cuenta en el libro, Pablo Iglesias acudió a Llanera en 1901 a inaugurar la agrupación socialista de Llanera.

Tiempos duros los de la primera mitad del siglo XX en "los que había dos Españas, no como ahora, porque eran casi dos Españas físicas". Unos tiempos, continuó el líder de los socialistas asturianos, "en los que unos hombres se encuadraban en organizaciones obreras porque creían que les correspondía a ellos cambiar el mundo", una época "con una burguesía que se había construido un muro de ceguera para no ver la miseria que les rodeaba y donde había también mujeres invisibles".

Según Fernández, en el libro de Alfredo Rodríguez se aprecia "cómo va cambiando el pensamiento social y el del socialismo". Así cita Los placeres prohibidos de Cernuda, "un libro en el que la dignidad de los homosexuales era inseparable de la del resto de los hombres". En este sentido, puntualizó que, "si se hubiese preguntado a los socialistas de aquella época si eran partidarios de una ley de matrimonio homosexual, hubiesen dicho que no. Sin embargo, fuimos los socialistas los que 80 años después hicimos posible ese reconocimiento".

"Sin nuestra memoria", defendió Fernández, "el PSOE, debilitado por la derrota y dividido y cuarteado por el exilio, no hubiera podido atravesar aquellos 40 años de uno de los desiertos políticos más calcinadores que hubo en el siglo XX y acabar siendo uno de los sujetos políticos más activos y más determinantes para pasar de un país atrasado y dictatorial a un país abierto y democrático".

Tras cuestionar que se quiera hablar de una segunda Transición "a través de un relato imposible de convertirse en real", reivindicó la primera Transición, "que fue una realidad de la que luego alguien hizo un relato".

En su reivindicación de la necesidad de "recordar y analizar bien la historia", "porque el viento del olvido, cuando sopla, mata", citando de nuevo a Cernuda, Fernández reivindicó a Agustín González, uno de los fundadores del socialismo en Llanera, "que hubiera sentido consuelo, frente al pelotón de fusilamiento, pensando que casi 80 años después íbamos a estar aquí recordándolo a él y a otros como él que simbolizan lo que tuvo que pasar esta sociedad y esta organización hasta la situación que hoy vivimos".

Durante el acto de presentación del libro, el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, admitió en su intervención su "emoción porque, por vez primera, ponemos nombres y apellidos a muchos vecinos de Llanera en la historia de los ideales socialistas y por la defensa de las libertades".

Adolfo Fernández, vicedirector de la Fundación José Barreiro, se refirió al libro, el número 47 de la colección de la Fundación, como "un trabajo historiográfico fundamental e indispensable para completar el mosaico del socialismo regional, que ofrece una completa panorámica y el desarrollo del socialismo en el concejo", ha añadido Fernández, en el que destacan "héroes locales, sin historia, rescatados por Alfredo, como José Álvarez González y Agustín González".

Por su parte, el autor del libro, Alfredo Rodríguez, señala que su obra "recoge la huella que dejaron" los impulsores del socialismo en Llanera. Así, en las páginas de Socialismo y movimiento obrero en Llanera, ha destacado el momento de la constitución, en 1901, de la primera agrupación socialista en la fábrica de explosivos de Callés. Un libro, según su autor, en el que además de dar fe de la implantación del socialismo, "con dificultades, en un municipio dominado por el caciquismo", "también pretendo que sea una crónica social y económica".