"Si no hay razones técnicas y económicas para que Hunosa continúe su actividad más allá de 2018, a qué viene esta cerrazón del Gobierno de Rajoy"

Guillermo Martínez cuestiona las previsiones de la hullera pública en cielos abiertos y diversificación "si no hay un plan de empresa que supere el umbral de 2018"



La situación de la minería del carbón en Asturias ha merecido de nuevo la atención del Consejo de Gobierno. En concreto, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, se ha referido a la situación de incertidumbre en Hunosa, cuyo plan de futuro están negociando, sin que se vislumbre aún un acuerdo, la dirección de la empresa y los sindicatos. En este sentido, Martínez emplazó a la dirección de Hunosa, a la SEPI y al Ministerio de Hacienda a que "abandonen su cerrazón, favorezcan el diálogo y permitan un acuerdo que asegure el futuro de la empresa más allá de 2018".

Además, el consejero reiteró que el Gobierno socialista asturiano se dirigirá a Hacienda y a la SEPI para que desbloquee la negociación, recordando que "los sindicatos están dispuestos al diálogo pero para alcanzarlo es necesario que la SEPI y la dirección de Hunosa cejen en su cerrazón".

El Gobierno asturiano, que insiste en que "es perfectamente posible un acuerdo, tanto desde el punto de vista técnico como económico", se pregunta para qué planea la hullera pública la puesta en marcha de explotaciones a cielo abierto en 2016 ó en 2017 "si no hay un plan de empresa que supere el umbral de 2018". Asimismo, Guillermo Martínez cuestionó la previsión de Hunosa de iniciar proyectos de diversificación porque, "a primera vista, esto no nos cuadra por lo que pedimos a Hunosa y a la SEPI que pongan las cartas boca arriba y hablen con claridad a todos los asturianos". "Están dispuestos a negociar un Plan de Empresa que vaya más allá de 2018", interrogó. "Si la respuesta es negativa, que aclaren el por qué, que expliquen las previsiones de interior, de cielo abierto y de diversificación", remachó.

Ante la "cerrazón" y "nula claridad" de Hunosa en la negociación, asegura Martínez, cabe preguntarse "si el Gobierno de Rajoy tiene algo en contra de la minería asturiana y contra las cuencas mineras". Dada la actual situación, el consejero reitera la pregunta: "Si no hay razones técnicas y económicas para que Hunosa pueda continuar su actividad más allá de 2018, a qué viene esta cerrazón del Gobierno de España".

Por último, Martínez negó que los acuerdos del Gobierno socialista de Zapatero en la UE hubiesen puesto fecha de caducidad a la minería en 2018 al asegurar que "lo que se decía es que las ayudas se mantendrían al menos hasta 2018 pero no marcaban ese año como límite o fecha tope de cierre". Según Martínez, eso hubiera sido "un disparate aunque algunos dirigentes del PP puedan caer en la tentación de hacer responsable al Gobierno socialista". No obstante, "el Gobierno de España vuelve a tener ahora la oportunidad, en el caso de Hunosa, de rectificar y de cambiar su actitud con la minería asturiana. Que dialogue y que busque salidas".