El secretario general de la FSA-PSOE recibe el alta hospitalaria

"Me siento muy bien y estoy muy agradecido a todo el personal sanitario porque la atención ha sido magnífica", dice Javier Fernández a la salida del hospital



El secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, ha recibido en la mañana de hoy el alta médica después del cateterismo al que fue sometido el pasado miércoles en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tras sufrir una angina de pecho. El procedimiento al que se sometió al líder de los socialistas asturianos ha cursado sin complicaciones. Según establece el protocolo, Fernández tendrá que seguir un control clínico cardiológico. El secretario general retomará de forma progresiva su actividad.

Javier Fernández ingresó el pasado miércoles por la tarde en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), como consecuencia de una afección de la arteria coronaria derecha. Atendido por el doctor César Morís, jefe del Área de Corazón, y siguiendo el protocolo habitual para pacientes con este tipo de dolencias, en el centro hospitalario se le realizó un electrocardiograma, en el que no se apreciaron alteraciones de interés, y un análisis de sangre, que mostró signos de alteración coronaria. Un cateterismo posterior reveló que el secretario general de los socialistas asturianos sufría una afectación de la arteria coronaria derecha. Durante la misma prueba se le colocaron dos dispositivos stent para dilatar el conducto arterial, recuperando de forma completa la luz del vaso sanguíneo.

Tras permanecer las 24 horas que establece el protocolo ingresado en observación en la Unidad de Coronaria del HUCA, el líder socialista fue trasladado a la planta de hospitalización, con la vigilancia habitual de este tipo de áreas hospitalarias, en la que permaneció hasta la mañana de hoy.

"Estoy muy bien y estoy muy agradecido a todo el personal sanitario porque la atención ha sido magnífica y no sólo a mi sino que he visto cómo se trataba a todo el mundo y el funcionamiento que hay", dijo Fernández a la salida del hospital. A preguntas de los periodistas, el secretario general explicó que los médicos le habían aconsejado "y me han dado una serie de pautas de comportamiento y medicinas que tendré que tomar a diario. Quisiera incorporarme de inmediato pero los médicos quieren que lo haga de una manera paulatina y hay que hacerles caso". "Hubiera querido incorporarme el lunes porque me siento muy bien", añadió, "pero muy rápidamente estaré trabajando de manera normal".