"IU se ha desvinculado del manifiesto de la minería arrastrada por Podemos, traicionando su historia en defensa del carbón"

Elsa Pérez denuncia en Mieres, en una reunión con portavoces socialistas de Mieres, Langreo, Lena y Riosa para anunciar mociones en los ayuntamientos, que la coalición, "de mantener su posición, se une a PP y Podemos contra el futuro del carbón"



Elsa Pérez, secretaria de Política Municipal de la FSA-PSOE, ha anunciado hoy que, tras la firma del manifiesto en defensa del carbón y las comarcas mineras, los socialistas asturianos presentarán mociones en los ayuntamientos proponiendo sumarse a la iniciativa de sindicatos y patronal minera suscrita el 7 de junio (además de la PNL registrada hoy por el grupo socialista en la Junta), porque "la minería atraviesa un momento dramático, no solo por las decisiones del PP, sino por el reciente acuerdo del Gobierno de España con la UE en la que, de tapadillo, se está certificando el cierre de la minería".

En este contexto crítico del sector de la minería del carbón, Pérez ha manifestado que "sorprende que IU se haya desvinculado del acuerdo arrastrada por Podemos, traicionando su historia de defensa del carbón". "No han dudado en traicionar esa historia para no traicionar los intereses electoralistas que tiene la coalición con Podemos", ha añadido.

Las intenciones de Podemos con la minería, según Elsa Pérez, "están claras, por mucho que hayan intentado maquillar su programa electoral desde el 20-D, porque durante estos meses Podemos se ha caracterizado por mostrar una postura contradictoria respecto a sus verdaderas intenciones con la minería".

Cuando las comarcas mineras, en opinión de la secretaria de Política Municipal, "necesitan unión" en defensa de la minería, "nos sorprende que IU se ponga de lado, mire para otro lado y solo piense en sus propios intereses". Una posición, advierte, "que no van a olvidar los habitantes de las comarcas mineras". Pese a todo, Pérez lanza un cabo a IU, "que aún está a tiempo de rectificar porque, de mantenerse en esta posición, queda claro que tanto IU, Podemos y el PP se unen contra las comarcas mineras y se unen contra el futuro del carbón", en una deriva contraria a la que sigue el PSOE, "que es el único partido, y lo saben los vecinos y vecinas de las cuencas, que garantiza el futuro de la minería del carbón y seguiremos peleando porque el sector tenga futuro más allá de 2018".

La portavoz municipal del PSOE de Langreo, por su parte, mostró "sorpresa" con la posición del alcalde de Langreo, contrario a la firma del manifiesto del carbón. "Quienes conocemos la trayectoria política de Jesús Sánchez nos ha causado sorpresa". "El alcalde de Langreo da una nueva prueba de que está dispuesto a pagar cuantos peajes sean necesarios para mantener el gobierno municipal por el sometimiento que tiene a Somos", ha denunciado María Fernández, lamentando que Sánchez "haya traicionado su propia trayectoria e historia dentro de IU y todo lo que defendió cuando no era alcalde".

Asimismo, Gloria Muñoz, portavoz municipal socialista en Mieres, ha cargado contra el regidor mierense. "Nos sentimos traicionados por el alcalde de Mieres, que siempre se ha reivindicado como minero y como sindicalista en su currículo, y ahora ha demostrado que lo que le interesa no tiene nada que ver ni con las comarcas mineras ni con Mieres y ha dejado que sean otros los que dicten las políticas en el Ayuntamiento de Mieres". "Aníbal Vázquez ha preferido plegarse a los designios de otros grupos", ha zanjado.

Finalmente, Daniel Sánchez Bayón ha interpretado que el cambio de posición de IU respecto a la minería "es la constatación de que IU ya no existe porque ha sido fagocitada por Podemos". El portavoz municipal socialista en el Ayuntamiento de Lena cree que "tienen que dar muchas explicaciones. Decir que no quieren estar donde está el PSOE, en un momento en que la minería necesita la unión de todos, es un argumento que parece salido de la fábrica de Pablo Iglesias y de Podemos". No olvidó Sánchez Bayón poner como ejemplo la dimisión del alcalde de IU de Pola de Gordón, que cree que "marca la línea a seguir porque cada uno sabe donde tiene el nivel de exigencia para con sus propios principios".