"Hemos hecho una buena propuesta en la reforma de la PAC y estamos satisfechos de los resultados obtenidos"

La consejera de Agroganadería asegura que el recorte en la financiación "pone en entredicho el compromiso del Gobierno de Rajoy con el desarrollo rural"



El Consejo de Gobierno, en su primera evaluación de la negociación de la reforma de la Política Agraria Común (PAC), ha calificado de "satisfactorio" el reparto de fondos que recibirá Asturias al considerar, según Guillermo Martínez, que "el Gobierno del Principado ha alcanzado básicamente sus principales objetivos".

Por su parte, la consejera de Agroganadería ha explicado que la posición del Gobierno socialista que preside Javier Fernández ha sido la de "defender una PAC vinculada a la actividad agraria y al empleo en el medio rural y exigir fondos suficientes para el desarrollo rural de Asturias". Unas peticiones que, tras la celebración de la Conferencia Sectorial de Agricultura, "podemos decir que estamos satisfechos en los fondos para desarrollo rural" que Asturias recibirá por un importe de 325 millones para el periodo 2014-2020. La cifra supone un incremento de la partida anterior de 306 millones de euros que recibía la región y un alza porcentual desde el 3,8% hasta el 4% en los fondos de desarrollo rural.

María Jesús Álvarez considera que el incremento en estos fondos, además de ser "muy importante, tiene un impacto real mucho más alto porque supone también recibir fondos del Estado, fondos de la comunidad y la implementación del sector privado". En el balance de la negociación, la titular de Agroganadería defiende que el Gobierno regional "ha hecho una buena propuesta, que hemos defendido con uñas y dientes, y hemos obtenido un buen resultado por lo que estamos satisfechos. Volvemos con los deberes hechos".

Tras el reparto de fondos, Álvarez avanzó que su consejería elaborará un plan de desarrollo rural en el que se apostará por el empleo en el medio rural, la competitividad de las explotaciones, de las empresas agroalimentarias, del sector forestal "y en el que tendremos en cuenta la innovación, las medidas ambientales y la diversificación económica del medio rural para mantener la actividad y el empleo en el medio rural".

Respecto a las ayudas a la renta, el denominado primer pilar de la PAC, Álvarez considera que "queda un camino muy importante por recorrer". En este capítulo, la consejera recuerda que el Gobierno de Javier Fernández defiende que las ayudas directas deben ser para los productores que trabajan en el campo y generan empleo. En este sentido, la titular de Agroganadería recuerda que desde el Principado "instamos al Ministerio de Agricultura a que tomara decisiones en esta dirección porque la propuesta del ministerio sólo exigía un 10% de ingresos vinculados a la actividad en las rentas agrarias y, pese a que nuestra propuesta era mucho más ambiciosa, hemos avanzado hasta el 20%".

Asimismo, la consejera señala que Agroganadería ha defendido "una PAC más ganadera", capítulo en el que destaca que el 84% de los pagos asociados por sectores se van a destinar a la ganadería, en el que tendrán un porcentaje de participación los sectores del vacuno de carne y el de leche, los más importantes de la ganadería asturiana. En ese reparto de ayudas a la renta, Álvarez destacó también que, pese a que el Principado ha conseguido que se tengan en cuenta las singularidades productivas y territoriales, "hacemos una satisfacción prudente porque este no es nuestro modelo sino el del Gobierno y es una ocasión perdida para una PAC que sea un revulsivo para el sector primario".

Pese a que considera que en la negociación de la PAC "hemos avanzado todo lo que hemos podido en defensa de los intereses de Asturias y de su ganadería", la titular de Agroganadería advierte de que se le requerirá al ministro de Agricultura para que "cumpla su palabra de que los ganaderos asturianos no iban a perder fondos". Asimismo, destacó la importancia de que las legumbres de calidad, como la faba asturiana, vayan a recibir ayudas directas.

Además, con la intención de afianzar el pacto con los sindicatos agrarios y los grupos parlamentarios para articular un respaldo a la posición del Gobierno Asturias en la PAC, Álvarez anunció que se reunirá esta semana con los sindicatos y solicitará una comparecencia en la comisión de Agricultura de la Junta General.

Álvarez, por otra parte, apeló a la prudencia para no realizar una valoración de las ayudas directas de la PAC "porque algunas cuestiones están sin definir, como la reclamación que ha hecho Asturias para que
las ayudas asociadas no sean lineales sino que se tengan en cuenta especifidades territoriales y productivas y que van a suponer una modificación a las primas de la leche o de la carne".

El Ministerio de Agricultura estima que unos 71.000 productores podrían quedar fuera del sistema de ayudas en España, lo que supondría una modificación de cerca de 549 millones de euros. En Asturias, según Álvarez, "el impacto será prácticamente inexistente porque aquí tenemos productores que están produciendo en el territorio".

Finalmente, la consejera opina que la rebaja de la cofinanciación del 50% al 30% por parte del Ministerio de Agricultura "pone en entredicho el compromiso del Gobierno de Rajoy con el desarrollo rural y debemos exigirle una cifra en la que estemos en igualdad de condiciones el Estado y las comunidades autónomas". Pese a esta situación, la consejera comprometió que "Asturias sí va a hacer frente a su compromiso con el medio rural y atenderemos con fondos propios nuestra parte de cofinanciación pero hay que exigirle al Gobierno que revise su aportación de financiación del 30%".

Respecto a la futura división en 23 comarcas en España para recibir las ayudas, de las que aún no se sabe el número de ellas en Asturias, Álvarez considera que "es una mala propuesta y muy complicada de gestionar".