Los «recién llegados»

ARTÍCULO DE MARÍA JESÚS ÁLVAREZ, EN LA NUEVA ESPAÑA

Las «medio mentiras» de Foro para intentar ganar la batalla de la opinión pública


Los «recién llegados»
Las «medio mentiras» de Foro para intentar ganar la batalla de la opinión pública

Artículo de María Jesús Álvarez, diputada del Grupo Socialista en la Junta General del Principado, publicado en La Nueva España (03/08/2011)

Soy plenamente consciente de que el trabajo de los que estamos en política debe centrarse en los problemas de aquellos a los que representamos y no en lo que muchos ya identifican como «cosas de políticos». Por eso he dudado antes escribir esta reflexión, y si, finalmente, me he decidido a hacerlo es porque no quiero que determinadas inexactitudes acaben formando parte de la opinión publicada y, por tanto, pública por falta de respuesta y, sobre todo, de precisión. 



La última encuesta del CIS vuelve a poner de manifiesto que los políticos nos hemos convertido en un problema para los ciudadanos, justo lo contrario de lo que debemos ser. Y en esa percepción, estoy segura, tenemos mucho que ver (aunque no exclusivamente) los que estamos en política. Es en ese contexto en el que determinados mensajes consiguen llegar a los ciudadanos y hacer fortuna entre ellos. Se trata de propuestas que persiguen modificar el funcionamiento de los partidos políticos «clásicos» con el objetivo de una mayor transparencia y representatividad. Es el caso de algunas propuestas defendidas por Foro Asturias en las pasadas elecciones del mes de mayo.



Dicen los portavoces de Foro que las personas que conformaron sus listas en esos comicios son nuevas en política. Es posible que lo sean las que concurrieron a las municipales, pero en el Parlamento de Asturias el Grupo parlamentario de Foro está formado por dieciséis diputados de los que trece han tenido responsabilidades políticas con anterioridad, y algunos, más de una. Nueve fueron concejales (de los que uno fue también alcalde y otro cabeza de lista), dos fueron diputados en el Congreso y cuatro ya lo habían sido en la Junta; hay también un ex director de Educación y un ex senador. No son, por tanto, recién llegados ni a la política ni a las instituciones (lo que no constituye un demérito, en mi opinión), tal como se proclaman y pretenden hacernos creer. 



Dicen los voceros de Foro que, por fin, los responsables del Gobierno de Asturias son profesionales, y no políticos, y subrayan el hecho de que tienen un trabajo al que regresar. No dicen que ésa es la realidad de la mayor parte de los que han formado todos los Ejecutivos de Asturias desde Rafael Fernández a Vicente Álvarez Areces, pasando por los de Pedro de Silva, Juan Luis Rodríguez-Vigil, Antonio Trevín y Sergio Marqués. Como callan que en las candidaturas de Foro también hay personas que hasta ahora solo se han dedicado a la política. 



Detrás de estas verdades a medias o de estas «medio mentiras» hay un intento de ganar la batalla de la opinión pública, una opinión pública que es, en este momento, extremadamente sensible y muy crítica con lo que somos, lo que hacemos y con cómo vivimos los que estamos en política. Soy de las que piensa que éste es un debate importante, que debemos abordar con seriedad y, sobre todo, con rigor. Porque estamos hablando de cómo seleccionamos a los que nos representan, quiénes deben ser, cuál debe ser su origen y su formación, cómo debe ser su regreso a la «vida civil», si es mejor una dedicación total o parcial a las tareas políticas, y un largo etcétera de cuestiones detrás de las que subyace algo tan importante como la calidad de la democracia. No es, no debe ser, terreno abonado para el populismo ni para la demagogia. Al contrario, es imprescindible rigor, y el rigor está muy lejos de las medias verdades.



Dice el portavoz de Foro -a modo de réplica y para justificar que el nuevo Gobierno tiene menos mujeres que el anterior- que en la Junta Foro tiene más diputadas que el PSOE. Es falso. No se cómo ha echado las cuentas el señor Sostres, porque es muy sencillo comprobar que el Grupo Socialista tiene siete diputadas, y el de Foro, seis. Me sugieren los compañeros que quizá el portavoz de Foro está aplicando anticipadamente la que será nueva composición de su grupo por sustitución de dos diputados y una diputada. Si la información de los medios es precisa, una vez realizados los cambios Foro tendrá las mismas diputadas que el PSOE. No más. Miente o se equivoca el portavoz de Foro. O no le da demasiada importancia al rigor en sus argumentaciones, porque también dice que los socialistas votamos a un hombre para presidir la Junta General. Teniendo en cuenta que había dos candidatos: el propio señor Sostres y el actual presidente de la Junta, ¿no pretendería el señor Sostres que le hubiéramos votado como mujer, no?