"Podemos demuestra una vez más su insolvencia con una chapuza legislativa para extinguir Gispasa"

Decae la Proposición de Ley del citado Grupo para disolver la empresa pública ante los defectos irreparables del texto

La diputada del Grupo Parlamentario Socialista, Margarita Vega, ha cuestionado la capacidad de los diputados del Grupo Podemos después de que la Proposición de Ley presentada por el citado Grupo para suprimir la empresa pública Gestión de Infraestructuras Sanitarias del Principado, SAU (GISPASA) haya decaído hoy en el trámite de Ponencia. La iniciativa "está plagada de defectos legales irreparables y demuestra la incompetencia política y la insolvencia jurídica de un Grupo que pretende acabar con una empresa necesaria para garantizar el funcionamiento de los equipamientos públicos sanitarios de la comunidad, aunque sea a costa de cometer un fraude de Ley", ha destacado Margarita Vega.

"El texto de la Proposición de Ley de Podemos es jurídicamente inaceptable, a pesar de que tan sólo incluía un artículo; como lo son las enmiendas con las que han tratado de solventar una chapuza que ha suscitado un contundente informe de técnica legislativa en el que se pone en evidencia, por ejemplo, la confusión en torno a las normas por las que se debe regir la sociedad o la confusión en torno a su naturaleza, ya que algunos de los párrafos de la Proposición de Ley están redactados como si GISPASA fuese un organismo público. Incluso han llegado a presentar propuestas contradictorias entre sí", ha afeado la diputada.

La "bisoñez" de Podemos llega a tal punto, indica Margarita Vega, que en la disposición adicional primera que incluía la iniciativa se cuela una referencia al Consejo Económico y Social del Principado de Asturias, "un error material de corta y pega, generado probablemente porque el redactor de la Proposición utilizó como modelo otra de sus proposiciones de ley".

"Ya son tres las ocasiones en las que iniciativas de Podemos han decaído a lo largo de su tramitación: ha ocurrido con la Ley de Cuentas Abiertas, ha ocurrido con la Ley de Unidad Anticorrupción y ahora ocurre con la propuesta de supresión de GISPASA. Este desenlace evidencia la inutilidad del proyecto político de Podemos, que no reconoce que su Proposición de Ley no contaba con la mayoría suficiente de la Cámara y al no asumir que los grupos no estaban dispuestos a aceptar que una empresa que funciona se disolviera", ha concluido la diputada.