"Quienes no vayan a votar el 22M estarán entregando su voto a la derecha"

Javier Fernández pide el apoyo al PSOE para avanzar frente a los que se presentan "disfrazados" y ocultan lo que quieren hacer con la Sanidad en Asturias


Javier Fernández, candidato del PSOE a la Presidencia de Asturias, advirtió de que quien se quede en casa el próximo 22 de mayo estará entregando su voto a la derecha, una derecha que pretende que sea el Estado de Bienestar quien pague la factura de la crisis y que apuesta por hacer negocio con derechos sociales básicos como la Sanidad y aplicar modelos privatizadores como hace en las comunidades donde gobiernan.

Fernández hizo estas consideraciones en el acto en Gijón con José Luis Rodríguez Zapatero y con el candidato a la Alcaldía, Santiago Martínez Argüelles. Empezó por agradecer la presencia de Zapatero y afirmando que "lo que más nos preocupa a todos es el empleo y salir de la crisis". "Pero se puede salir de dos maneras: podemos salir todos o quedar algunos en la cuneta. Podemos salir todos o con ganadores y perdedores. Podemos salir por la izquierda o por la derecha. Podemos salir por el Estado de Bienestar o podemos salir a costa del Estado de Bienestar", añadió.

Recordó que todos los derechos sociales -Sanidad, Educación, pensiones, Dependencia-, "todos, llevan la marca, llevan la impronta y llevan el sello de los gobiernos socialistas". "Que no se olvide, porque una de las lecciones de la crisis es que las conquistas sociales están en riesgo. Y la mejor manera de defenderlas es ser competentes económicamente, ser eficaz. Y lo que queremos los socialistas es un proyecto de crecimiento y de empleo, sin magia (...) Creo en la eficacia, en el trabajo; no hacemos esas promesas que se consiguen a costa de ningún sacrificio. Tenéis que saber que la sociedad va a estar aquí para vosotros, pero vosotros tenéis que estar ahí para la sociedad", señaló.

Estado de Bienestar
Incidió en que sólo los socialistas pueden garantizar que el Estado de Bienestar no se toque en Asturias, pues, aunque la derecha oculta lo que haría con los derechos sociales de llegar al Gobierno, "da pistas" como la que supone decir que su modelo es el de Esperanza Aguirre.

"Lo que les digo a todos esos que superan sus crisis subidos en los hombros de los demás, a los que navegan sobre el naufragio de los demás (...), es que no van a apagar los sueños de los demás porque no se va a tocar el Estado de Bienestar en Asturias. Ellos no dicen nada de lo que van a hacer, pero dan pistas. Pistas (como que) el modelo a seguir por las derechas en Asturias es el de Esperanza Aguirre. Es una buena pista, porque sabéis que Aguirre, entre otras cosas, está privatizando la Sanidad en Madrid. (...) Si quieren hacerlo, que lo digan. Pero que no lo callen para luego hacerlo. Y nos responden siempre con lo mismo, que estamos con el voto del miedo. Pues yo os digo que no votéis con miedo, ni por miedo, pero desde luego no votéis al que tenga miedo de decir lo que va a hacer con la Sanidad en Asturias", explicó.

"Creen que su dinero habla más alto que la voz de la gente"
Aseguró que no le gusta hacer demasiados pronósticos, aunque "hay uno con el que me atrevo: si (las derechas) suman se unirán". "Si suman suficiente para gobernar en Asturias se unirán, porque el PP no tiene otro aliado posible que Cascos y Cascos no tiene otro apoyo posible que el PP. Se han dividido por intereses y se juntarán por intereses. Hay muchos intereses que no son los generales ahí y quiero decirles a las derechas, a sus lobbies, a los grupos de presión, a los buscadores de influencias, a los clanes agrupados en torno al poder, decirles a todos esos que piensan y que creen que su dinero habla más alto que la voz de la gente, que no van a ganar el Gobierno en Asturias, no van a hacerlo, porque ganarán los hombres y mujeres que trabajan, que luchan, que sueñan y que votan en esta comunidad", añadió.

Javier Fernández destacó que en las derechas van "todos con la máscara puesta". Y planteó que frente a quien oculta su ideología, los socialistas se sienten orgullosos de su trayectoria y "sí, somos gente de izquierda, progresista, que quiere construir un proyecto para todos, sin exclusiones, donde no sobra nadie más que los intolerantes, que tenemos un proyecto y queremos responder a lo que nos piden los hombres y mujeres de Asturias".

"En la derecha son menos, pero votan más"
Javier Fernández incidió en que los ciudadanos creen que la derecha en Asturias es frágil porque está dividida, pero recordó que no es así porque "son menos, pero votan más". "Y ellos no están buscando un voto más, lo único que quieren es que nosotros tengamos menos. Tenedlo claro y por eso hay que decirle a la gente que piense quedarse (en casa) el día 22 que está entregando su voto a la derecha. Puede haber desencanto y desmovilización, pero eso no puede llevar a la abstención. Porque ese es un lujo y un derroche que la auténtica izquierda no se puede permitir", añadió.

"
Asturias es una comunidad de corazón progresista y de nosotros depende, en nuestras manos está, que ese corazón, siga latiendo (...) Y quiero pediros vuestro voto, pero pido más: que me ayudéis a convocar a la mayoría de progreso en esta comunidad (...) Y decid a la gente que vote, pero que no vote de cualquier manera, que su voto tenga memoria y que sepa quien es cada cual, que no sea un voto para aquellos que comparecen disfrazados en estas elecciones (...) que sea un voto para avanzar y no para retroceder; que sea un voto socialista", concluyó.