"Quienes mejor conocen a Cascos, sus ex compañeros del PP, son quienes menos lo quieren"

Lastra se pregunta si el ex ministro "ha vuelto a la política para continuar en la actividad privada"


Fernando Lastra, cabeza de lista por la Circunscripción Occidental a las elecciones autonómicas y portavoz parlamentario, considera que Álvarez-Cascos debe explicar a la ciudadanía las verdaderas razones de su regreso a la vida política. En concreto, recordó que Cascos se marchó hace un tiempo de la política para dedicarse a la actividad privada, y añadió que ahora debería dar cuenta a los asturianos de si va a seguir con esa actividad privada cuando acceda a una responsabilidad pública. "Él dice que marchó a la actividad privada y ha vuelto, ¿ha vuelto para continuar en la actividad privada?", se preguntó Lastra.

 

El cabeza de lista por Occidente recordó que Cascos ha rechazado a algunos candidatos para su formación alegando que tenían actividades económicas incompatibles con sus aspiraciones públicas mientras él mismo mantiene, según publican los medios de comunicación, relación con varias empresas. "Ha puesto pegas a muchos candidatos porque considera que tienen actividades económicas que no le parecen decentes o respetables y, sin embargo, él, mantiene una relación con un número de empresas ... No se ha aplicado la misma medicina (...)  Cascos tiene dos varas de medir, siempre las ha tenido. Es capaz de oponerse a la Ley del Divorcio para todos los demás y aplicarse a él lo contrario. Es una persona con esa doble moral (...)", añadió.

 

Lastra se refirió a que, a su juicio, es necesario recordar quien es cada cual.

"Creemos que es conveniente que antes de empezar la campaña electoral se desvelen las imposturas y que todo el mundo tenga elementos de juicio para poder tener una campaña en términos dialécticos de confrontación ordenada. No se puede discutir con impostores. No se puede pretender que alguien cree un partido pretendiendo llamarse reformista y de centro (siendo) el mismo que ha combatido esa definición en el Partido Popular en el último Congreso. Y que ha intentado a través de una enmienda conocida por todos ustedes que el Partido Popular no tuviera la definición de centrista y que fuera un partido de derechas sin complejos", explicó.

 

"Cascos no es una persona ni un político de fiar , al contrario de lo que él sostiene sobre sí mismo y sobre sus candidaturas, Cascos no es de fiar . Y son precisamente aquellos que mejor lo conocen , sus compañeros, su ex compañeros del PP, quienes menos lo quieren. Es un impostor, porque una persona con su trayectoria  -secretario general del PP, vicepresidente del Gobierno, ministro del Gobierno, (todos cargos con) el PP- no puede tener un ideario distinto del que tiene el Partido Popular. No puede presentarse ahora haciéndonos creer que tiene un ideario, una ideología o un proyecto político distinto, de aquel al que ha dedicado buena parte de su vida política (...)", valoró.

 

Lastra se refirió además a la impostura que también supone que Cascos hable de "políticos instalados" cuando el ex ministro ha dedicado buena parte de su vida a la política. "Ahora demoniza una actividad en la que tuvo éxito, demoniza la política, y en lugar de defenderla como algo noble si se ejerce con honestidad se autoexcluye de la condición de político instalado", señaló el portavoz socialista.