El PSOE ve "inconstitucional" el impuesto estatal a la banca y estudia llevar ante el TC la no actualización de las pensiones

El secretario general del PSOE rechaza el impuesto estatal a la banca, que considera que es "absolutamente inconstitucional". De este modo, Alfredo Pérez Rubalcaba se muestra en sintonía con el secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, que ha acusado al Gobierno de Rajoy de "fraude de ley" y "deslealtad institucional" por aplicar este tributo.

Para Rubalcaba, la decisión del Ministerio de Hacienda de crear un tributo a tipo cero a la banca es "una trampa incalificable y un truco del Gobierno que no se ha visto nunca en la historia de nuestro desarrollo constitucional". El líder socialista ha denunciado la iniciativa del Ejecutivo "que se ha inventado una ley "para proteger a los bancos e impedir que las comunidades pongan un impuesto a la banca como tiene Extremadura, Andalucía o Canarias".

El otro frente en el que el PSOE dará la batalla al Gobierno será el de las pensiones. Rubalcaba ha explicado que el partido "está examinando la inconstitucionalidad" de la no actualización de las pensiones y que "si hay razón suficiente" en la que basar el recurso, "iremos al Tribunal Constitucional para que los pensionistas puedan recibir su actualización".

A la espera de recibir un dictamen jurídico que confirme que se recurrirá la no aplicación del IPC a las pensiones, el secretario general del PSOE opina que "es una medida inconstitucional en el momento en el que se ha adoptado", porque "las pensiones se van revalorizando día a día y, por lo tanto, no se puede al final del año decirle a los pensionistas: ahora no te actualizo". Lo que supone, a su juicio, un "engaño reiterado de Rajoy".

Rubalcaba y Javier Fernández visitaron el centro integral para personas con discapacidad física y orgánica (COCEMFE) en Gijón y se reunieron con los directivos del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI). Durante la visita elogiaron la actividad de un centro "ejemplar y admirable" y reiteraron el compromiso de los socialistas para "estar más cerca de los más vulnerables". Una conquista del estado de bienestar que, aseguraron, "está en riesgo por las políticas de la derecha".