El PSOE urge al Gobierno un acuerdo con los sindicatos mineros porque "Hunosa es una empresa clave en la economía asturiana"

El grupo socialista en el Congreso recuerda al Ejecutivo de Rajoy que "tiene una doble responsabilidad" con la hullera pública


El grupo parlamentario socialista en el Congreso ha reclamado al Gobierno de España un acuerdo en Hunosa pactado con los sindicatos porque "Hunosa es algo más que una empresa en las cuencas mineras, juega un papel clave en la economía regional y, específicamente, en las comarcas mineras". María Luisa Carcedo, que junto a la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, y Mariví Monteserín se reunieron con las direcciones del SOMA-FITAG-UGT y CCOO, ha insistido en la necesidad de alcanzar un acuerdo en el Plan de Hunosa "como siempre ha sucedido en la firma del Plan de Empresa".

La diputada socialista asturiana, que recuerda que en la mesa de negociación no sólo se trata de evitar la propuesta de casi 200 despidos, sino también el plan social de la empresa y la diversificación de Hunosa, insiste en que "los responsables del futuro de una pieza clave para la economía de las cuencas mineras son la SEPI y el Gobierno de España".

En este sentido, Carcedo exige al Ministerio de Industria que, "en consonancia" con el acuerdo del Plan Nacional de la Minería 2013-2018, "llegue a un pacto y firme un acuerdo con los sindicatos mineros para que Hunosa pueda tener la viabilidad necesaria para seguir jugando un papel importante en la economía asturiana".

Además, la parlamentaria socialista recuerda que el Gobierno de España "tiene una doble responsabilidad como empresario y como responsable político, por el papel que juega el carbón en la producción energética" nacional. Así pues, dada la importancia del futuro de Hunosa, el grupo parlamentario socialista en el Congreso ha pedido la comparecencia del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y del propio presidente de la SEPI "para que expliquen los planes que tienen para el futuro de Hunosa porque la situación de la minería no está para permitirse más conflictos ni incertidumbres sobre el futuro de unas comarcas mineras que bastante han sufrido ya con las reducciones que se han venido haciendo durante décadas de la actividad de la minería".