El PSOE recuerda a Luis Martínez Noval como "un socialista auténtico, sencillo y culto", que se sintió político porque "creía en el espacio público y en la palabra"

Javier Fernández destaca "la  talla intelectual, el rigor y el compromiso" de Martínez Noval


El Grupo Parlamentario Socialista ha celebrado en el Congreso un homenaje al ex secretario de la FSA-PSOE, ex diputado y ex ministro socialista Luis Martínez Noval, fallecido el pasado 30 de marzo. En el acto, en el que se ha descubierto una placa conmemorativa en la Biblioteca del Grupo Parlamentario Socialista, con el nombre de Martínez Noval, así como una fotografía suya en la tribuna del Congreso, el secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, le ha recordado por su "sencillez de hombre y de político, por su falta de engreimiento".

En su intervención, el líder socialista también ha resaltado que Martínez Noval brillaba por su "talla intelectual, su rigor y su compromiso", así como por su "sentido del humor". "Era un hombre muy próximo a la vida", ha puesto de manifiesto, para resaltar también que Luis "se sintió político porque creía en el espacio público y en la palabra". Así, ha subrayado que lo que más le gustaba era "ser parlamentario porque le gustaba la palabra", y le ha definido ante todo como "un hombre moderado".

Javier Fernández ha dicho de Martínez Noval que "le preocupa recuperar la política" y estaba en la "defensa de los sistemas públicos de reparto contra las oleadas de los partidarios de privatización, y lo hacía con rigor y precisión". Un ferviente defensor de la economía como una "ciencia social", apuntó.


Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Soraya Rodríguez, ha destacado que con este acto los socialistas "queremos devolverle a Luis buena parte del cariño y del trabajo que él derrochó en el Grupo Parlamentario Socialista". Además, ha recordado su buen trabajo en pro del sistema público de pensiones y sobre las que le gustaba decir que "es el sistema de protección social más eficaz". Igualmente ha destacado el "buen recuerdo" que ha dejado entre los compañeros y especialmente, entre los trabajadores de esta casa, tal como le han trasmitido muchos de ellos.

"Honestidad" ha sido la palabra con la que Soraya Rodríguez le ha definido.

A continuación, se ha visionado un vídeo sobre su trayectoria en el que han brillado tres valores de Luis Martínez Noval: "Rigor, honestidad y compromiso".

Humildad y sencillez
Por su parte, el diputado Alfonso Guerra ha hecho un discurso emotivo y poético de la figura del ex diputado socialista. "No esperéis de mí un discurso político. Tampoco un discurso analítico. Encuentro su muerte demasiado cercanía para poder distanciarme de su contacto, de su presencia", apuntó Guerra al inicio de su intervención.

Además, entre las múltiples semblanzas que ha perfilado el veterano socialista destacaron su "bondad, su inteligencia, serenidad, humor discreto y su humildad propia de sabios". E igualmente le ha definido como un "socialista auténtico" como un parlamentario "culto e inteligente", como un "economista humanista" y un "alma universal". Además, ha dicho que fue un político que "nunca aceptó callar la realidad para agradar al auditorio" y que creyó que la nobleza de la política "obliga a la defensa de los más débiles".

Por último, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha cerrado el homenaje y ha incidido en que al ex dirigente socialista "lo que más le importaba era ser diputado". Así, ha relatado que de él aprendió que "ser diputado es lo más importante en política, porque es el único cargo que eligen los ciudadanos directamente, es el cargo más democrático".

Entre los aspectos que Rubalcaba ha puesto en valor de él en este acto que ha denominado como un "homenaje laico", destaca que "era un excelente parlamentario porque se creía su tarea", así como su paso por la portavocía del Grupo, "el cargo que más le gustó, como a mí, el más bonito y el más difícil", aseguró.

Brillante parlamentario
Por otro lado, Rubalcaba ha hecho hincapié que fue un "brillante parlamentario". Y entre los muchos aspectos que compartía con Martínez Noval, el secretario general de los socialistas ha resaltado en su faceta humana que le gustaba ser "amigo de sus amigos". En el ámbito político ha destacado que "no tenía enemigos" y ha enumerado algunos de los calificativos que más le caracterizaban; "austero, honesto, sencillo, cabal y de principios". Y por último, ha coincidido con Soraya Rodríguez en que "hablaban bien de él los que estaban debajo de él", algo que para el secretario general del PSOE es lo más importante.