El PSOE reclama la puesta en funcionamiento de la variante ferroviaria de Pajares en 2013

Comisión de Fomento del Congreso

Mientras el PP rechaza fijar un calendario para su inauguración, Antonio Trevín asegura que "no pedimos milagros, ni hacemos demagogia. Pedimos que el Gobierno continúe con el ritmo de inversión de los últimos años".


El diputado socialista por Asturias, Antonio Trevín, ha defendido en la Comisión de Fomento del Congreso una proposición no de Ley reclamando la puesta en funcionamiento de la variante ferroviaria de Pajares en 2013.

Para ello, el Ministerio de Fomento tendría que comprometerse a finalizar este mismo año la infraestructura de la obra y adjudicar los equipamientos que restan de la superestructura de la misma. “No pedimos milagros, ni hacemos demagogia”, ha asegurado Trevín. “Pedimos que el Gobierno continúe con el ritmo de inversión de los últimos años –incluso un poco menos-, porque con ello los trenes podrían en 2013 transportarnos de Oviedo a Madrid en 3 horas aproximadamente”.

"Para el PP y otras derechas asturianas los socialistas éramos los enemigos de la variante, pero ocho años después ahí está”, pendiente únicamente de remates que a un ritmo normal podrán finalizarse en el otoño de 2012”, ha dicho el portavoz socialista. “Hoy el PP tiene una magnífica ocasión para demostrar que no retrasan las propuestas para no perder votos a chorros en Asturias y Andalucía”, ha retado a los populares.
 
El diputado socialista ha acusado al PP de no haber apostado lo suficiente por esta infraestructura de la que “se ha encontrado más del 90 por ciento de la variante ya acabada”, gracias al esfuerzo de inversión de gobiernos socialistas. Según ha desgranado Trevín, entre 2002 y 2004, el PP se gastó 7 millones de euros, mientras que los gobiernos del PSOE han invertido más de 2.700 millones de euros, “comparativamente 70 veces más de inversión y avance que con el gobierno popular”.
 
Además de las diferencias en los ritmos presupuestarios, el diputado socialista ha recordado también que “hubo que modificar prácticamente todo el proyecto original de Álvarez Cascos” y que “uno de los grandes problemas que tuvo la obra fue que, como consecuencia del reparto hecho por éste para contratar la obra, se distribuyó en 4 lotes, cada uno para un grupo de empresas diferente, lo que dio lugar a numerosos problemas”. “Claro que en un lote estaba Hispánica, ¿le suena dicha empresa al actual presidente del Principado y ministro que adjudicó los lotes?”, ha cuestionado Trevín.
 
A la diputada y candidata del PP en Asturias, Mercedes Fernández -“que fue presidenta del club de fans de Álvarez Cascos, que lo acompañó a la colocación de primeras dovelas de las que nunca más se supo, que le puso a disposición hace 8 años la Delegación del Gobierno de Asturias para su despedida de la política”, ha recordado-, le ha achacado el “aparecer como la cara visible en Asturias no sólo de una reforma laboral injusta sino también del gobierno que suprime los fondos mineros y del doble filo popular sobre las comunicaciones por alta velocidad ferroviaria entre Asturias y Madrid”.
 
Sobre la intervención del diputado del Foro por Asturias, Enrique Álvarez Sostres, ha señalado que “hoy aquí se ha escenificado un nuevo capítulo de la vida política asturiana. No sólo Mercedes Fernández fue la presidenta del club de fans de Álvarez Cascos, sino que Enrique Sostres nos ha demostrado hoy que aspira a ser el presidente del club de fans de Mercedes Fernández”.