El PSOE propone una Ley del Agua en Asturias

Javier Fernández destaca las políticas de protección del litoral frente a la actitud de otros que promovieron normas que contribuyeron a la burbuja inmobiliaria


Javier Fernández, candidato del PSOE a la Presidencia de Asturias, presentó el programa socialista en materia de Territorio y Medio Ambiente. Entre otras iniciativas, planteó un Pacto por el Agua y una Ley del Agua en Asturias, así como el desarrollo de una Ley de Sostenibilidad y Protección Ambiental.

El objetivo de promover un Pacto por el Agua es, según señala el programa, conseguir un avance significativo en la garantía de los abastecimientos, la calidad y seguridad para nuestra salud, y el mejor tratamiento posible para los vertidos de las aguas residuales y la protección de los ecosistemas acuáticos. Dicho pacto integrará a todas las administraciones y usuarios, entre aquellos territorios donde es necesario arbitrar especiales medidas de protección por ser depositarios de masas de agua para abastecimiento, y los que reciben suministros de esa procedencia y tienen con ello garantizada agua suficiente y de calidad.

En ese marco, la elaboración de la Ley del Agua en Asturias procurando un amplio consenso sociopolítico se desarrollará con objetivos como abordar la regulación y la planificación del agua desde una perspectiva de ciclo integral, que trascienda la visión dual abastecimiento/saneamiento y depuración, incorporando asimismo la actual Ley sobre vertidos de aguas residuales industriales a los sistemas públicos de saneamiento.

En lo que respecta a la Ley de Sostenibilidad y Protección Ambiental, ésta establecerá principios generales de sostenibilidad aplicables a los diferentes ejes de la acción pública y privada, territorial o sectorial. Regulará los procedimientos de intervención administrativa ambiental para aprobar y desarrollar planes, programas, proyectos e instalaciones con incidencia ambiental. Una ley pensada ante todo con el triple objetivo de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, obtener un alto nivel de protección del medio ambiente, y contribuir a un reforzamiento de la salud pública en relación con los riesgos ambientales.

Calidad ambiental, cohesión social y desarrollo económico
El programa socialista en esta materia, según explicó Javier Fernández, se guía por tres objetivos: la calidad ambiental, la cohesión social y el desarrollo económico. El candidato del PSOE destacó además el respeto al litoral y la protección ecológica del Gobierno asturiano en la última década con la actitud de otros, como Francisco Álvarez-Cascos, quien era ministro cuando se aprobó la Ley del Suelo que “contribuyó a la burbuja” inmobiliaria.

Fernández incidió en reivindicar a la protección del litoral asturiano en los años de la burbuja inmobiliaria tras la liberalización promovida por la ley del suelo del 97: “Lo que venía a trasladar era la idea de que todo el suelo  era edificable mientras no se dijera lo contrario. Y eso fue uno de los elementos determinantes de la burbuja”, afirmó.

En este tema, y en referencia a la escalada de precios de la vivienda en el año 2002,  recordó las palabras de Francisco Álvarez Cascos como titular del Ministerio de Fomento: “Recuerdo un ministro en el año 2002, que llevaba este asunto. Fue el año en el que más crecieron los precios en la vivienda en España y él decía que eso era bueno porque mostraba la renta disponible de los ciudadanos”. “Una de las vertientes de la burbuja era la construcción en exceso y afortunadamente en Asturias no se hizo esa construcción como en otros lugares en los que se realizó lo más cerca del mar posible”, añadió.

Puertos y gestión eficaz de los bosques
Fernández también se refirió a los puertos: “Queremos que los 24 pequeños y medianos puertos asturianos actúen como focos polarizadores en su entorno”. Hacer frente a los problemas del cambio climático, el reciclaje y la reutilización de recursos o su transformación o la gestión eficaz de los bosques son otras de las propuestas socialistas.

El candidato socialista, que estuvo acompañado por Antonio Serrano, ex secretario general para el Territorio y la Biodiversidad,  recordó la importancia de las acciones de los gobiernos socialistas asturianos en la recuperación medioambiental de la región, poniendo como ejemplo los ríos de las cuencas mineras o la creación de Parques Naturales y espacios de Reserva de la Biosfera. “Prácticamente un tercio del territorio asturiano está hoy con algún elemento de protección”, destacó. 

Incidió de nuevo en “la triple sostenibilidad: la económica, la ambiental y la social”. Y añadió: “Para tener a través del suelo, entendiendo el suelo como un espacio bien preservado y bien articulado, y bien vertebrado, que no sea un mero sostén de actividades económicas y constructivas, sino un elemento articulador entre esa triple articulación que nos permita tener calidad ambiental, cohesión social y desarrollo económico”.