"Los socialistas presentamos un programa de gobierno para dar respuesta a la crisis económica, social y política que estamos viviendo"”

Meritxell Batet destaca que el programa del PSOE para el 20-D es "un programa de país que trasciende los cuatro años de gobierno y que esboza la España que queremos los socialistas a 15 ó 20 años vista"



"Un auténtico programa de gobierno, lo que significa un compromiso con los ciudadanos y ciudadanas". De esta manera definió Meritxell Batet el programa electoral con el que el PSOE se presentará a las elecciones generales del 20-D. Un conjunto de propuestas aprobadas en la Conferencia Política, que muy probablemente será presentado oficialmente el próximo sábado y que la secretaria de Estudios y Programas del PSOE ha tildado hoy en la Agrupación Socialista de Gijón de "proyecto de país que trasciende los cuatro años de gobierno y en el que el PSOE esboza la España que queremos los socialistas a 15 ó 20 años vista".

Para Batet, las propuestas electorales ofrecen la posibilidad de "construir la España de las oportunidades frente a una España instalada, reformismo frente a inacción, ejemplaridad frente a connivencia con la corrupción y el diálogo frente al silencio y a la negación de los problemas". El proyecto de país que presentan los socialistas, según Batet, "pretende dar respuesta a la crisis económica, a la crisis social y a la crisis institucional y política que estamos viviendo".

Además, la dirigente socialista puso en valor que el programa electoral, en el que han colaborado 800 expertos, se presentaron un total de 3.828 enmiendas, el 30% de ellas presentadas por personas no militantes, "lo que demuestra que ha sido un proceso muy abierto y muy participativo".

Cinco grandes bloques programáticos
La estructura del programa electoral está dividida en cinco grandes bloques. El primero, "la base sobre la que debemos construir una España mejor", bajo el epígrafe Hacia la España del conocimiento. La defensa de lo público, el segundo bloque, persigue ofrecer "un compromiso de ejemplaridad absoluta. Debemos ser implacables con la corrupción".

El tercer bloque tiene que ver con el modelo económico, en el que los socialistas proponen "un cambio radical" en el que, por ejemplo, "la construcción no puede volver a ser el motor económico en España", con la defensa de la derogación de la reforma laboral. En el estado social, el cuarto eje programático, Batet denuncia que "se ha puesto en cuestión y los socialistas queremos profundizar ese estado social". Finalmente, España en el Mundo, es el quinto eje en el que se recogen propuestas sobre política exterior y en el que se defiende impulsar los derechos humanos y apostar por la cooperación al desarrollo, "que ha sufrido una caída de la inversión del 70%” en los últimos cuatro años".

Por otra parte, la secretaria de Estudios y Programas del PSOE precisa que este documento se cerrará con la propuesta de reforma constitucional, "que no es electoralista porque los socialistas lo venimos reclamando desde el plan presentado por el Gobierno de Zapatero y que también recoge la Declaración de Granada".

La demografía, la defensa de una sanidad universal, el rechazo a los copagos y la petición de derogación de la reforma local "para que los ayuntamientos pueden prestar servicios sociales" son algunas de las propuestas que mencionó Batet y que recoge el programa electoral de los socialistas. Asimismo, defendió abordar el problema de los refugiados "de manera integral en toda Europa", al tiempo que aseguró que los socialistas "no cuestionamos el concierto vasco pero queremos que se aplique sin que suponga privilegios y cumpliendo principios básicos de igualdad en la suficiencia financiera en todas las comunidades y la igualdad de todos los ciudadanos". No olvidó tampoco urgir la negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica.

Vicente Álvarez Areces, que junto a Adriana Lastra y Natalia González han acompañado a Meritxel Batet, elogió el "gran programa del PSOE en las elecciones del cambio, porque España necesita un cambio de gobierno como demanda la ciudadanía".

Apoyo al carbón
Por último, a preguntas de los periodistas, Meritxel Batet ha asegurado que el programa electoral de los socialistas defiende "el compromiso de que se cumplan las ayudas mineras comprometidas hasta 2018" sin olvidar "abordar la negociación en Europa para ampliar ese periodo de tiempo, así como nuestro compromiso para dar vías de salida a las personas que pueden estar afectadas en ese sector". "En la transición energética somos conscientes de que el carbón juega un papel estratégico en el suministro de la energía. Es imprescindible y necesario y hay que tenerlo en cuenta", ha añadido.