El Principado reclama al Gobierno de España que suavice la reducción de ayudas a la minería y evite el cierre de las explotaciones


· El presidente asturiano, Javier Fernández, ha solicitado una entrevista con el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el consejero de Economía comparecerá ante el Parlamento.

· El Ejecutivo autonómico ofrece colaboración leal a la Administración central para buscar una solución al conflicto.


El Gobierno del Principado de Asturias reclamó esta mañana al Ejecutivo central "que modifique el proyecto de Presupuestos Generales de 2012 y suavice la reducción prevista de ayudas a la explotación minera". La Administración autonómica cree que existe "margen suficiente" para dialogar y alcanzar un acuerdo con los representantes de los trabajadores que evite el cierre abrupto de los pozos.

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Guillermo Martínez, explicó la postura del Ejecutivo regional y destacó la labor realizada por las anteriores administraciones socialistas para favorecer la recuperación social, económica y ambiental de las comarcas mineras. A su juicio, un acuerdo con los representantes de los trabajadores permitiría también acabar con la tensión social que viven las comarcas mineras desde hace varias semanas. El consejero manifestó la preocupación del Gobierno asturiano por los serios incidentes de los últimos días y, en especial, por el suceso ocurrido esta mañana, en el cual resultó herido el viajero de un tren. Son hechos que el Ejecutivo del Principado lamenta y condena rotundamente, al igual que todos los actos vandálicos, como los ataques contra las sedes del Partido Popular.

Durante su intervención, Martínez anunció que el presidente del Principado, Javier Fernández, ya ha solicitado una entrevista al ministro de Industria, José Manuel Soria, y que el consejero de Economía y Empleo comparecerá ante la Junta General del Principado para explicar en detalle la posición del Ejecutivo autonómico. "El Gobierno asturiano manifiesta públicamente su voluntad de tomar la iniciativa política para colaborar lealmente con la Administración central y buscar una solución a este conflicto", señaló el titular de Presidencia.

El portavoz del Gobierno advirtió de que la elevada reducción de ayudas anunciada por el Ejecutivo central "quiebra el ajuste paulatino previsto y aboca al desmantelamiento precipitado del sector minero". Martínez también insistió en que, en este escenario, "una consecuencia inevitable será la desaparición súbita de las explotaciones y los puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos", lo que supondrá un aumento del desempleo en las comarcas mineras.

Por otra parte, el consejero de Presidencia alertó de que a los costes sociales de esta decisión, "que son con diferencia los más preocupantes para el Gobierno de Asturias", se sumarán también los ambientales y económicos. En el mismo sentido, apuntó que la reducción de la producción de carbón, directamente proporcional a la disminución de ayudas a la explotación, "hará irrelevante la aportación del carbón nacional al mix energético estatal".

El Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2012 presentado por el Gobierno de España recorta las ayudas a la explotación de la minería del carbón un 63,10% respecto a 2011 y reduce las partidas destinadas a la reactivación de las comarcas mineras.

A pesar de que el calendario de reducción de ayudas previsto por la Unión Europea establece un descenso paulatino por anualidades hasta su supresión en 2018, las cifras que plantea la Administración central sitúan al sector en el porcentaje previsto para 2017.

La minería del carbón emplea en Asturias a unas 3.400 personas. No obstante, la actividad genera tres puestos de trabajo indirecto por cada uno directo y tiene amplia incidencia en otras actividades como el comercio y el sector servicios.