"Pretendo convertir una mayoría de 28 escaños en una mayoría política de izquierdas porque sería muy irresponsable que eso no ocurriera"

Javier Fernández enfatiza que IU y Podemos son sus "preferencias" para buscar acuerdos "porque Asturias lo necesita"



El secretario general de la FSA-PSOE ha explicitado hoy en la Junta General su "preferencia" por intentar alcanzar una mayoría política de izquierdas. En su respuesta a una pregunta formulada por el portavoz de Ciudadanos sobre las medidas que plantea el Gobierno del Principado para sacar a Asturias de "la parálisis que lastra nuestro crecimiento", Javier Fernández ha recordado, en primer lugar, que "tenemos un acuerdo de investidura con IU y lo pienso cumplir". Siguiendo con esta línea argumental, el líder de los socialistas asturianos ha enfatizado que "en materia social y tributaria estoy más en sintonía con IU y con Podemos que con Ciudadanos porque pretendo convertir una mayoría de 28 escaños en una mayoría política de izquierdas porque sería muy irresponsable que eso no ocurriera".

"No comparto que Asturias esté paralizada", ha replicado Fernández a Nicanor Fernández, "lo que sí ocurre es que no tiene Presupuesto, una poderosa palanca, porque hubo cuatro grupos que decidieron presentar una enmienda a la totalidad", entre ellos el grupo de Ciudadanos. No obstante, ha puntualizado que el Gobierno del Principado que preside "está desarrollando otras políticas", entre las que destacó el intento de cerrar un acuerdo de concertación, políticas activas de empleo, fomentar la estrategia de especialización inteligente, la defensa de un mecanismo de consumo de carbón nacional "o la defensa de la siderurgia asturiana, que tiene una importancia capital, y el día 17 de este mes estará el consejero de Industria en Bruselas y espero que esté, y ojalá que a la altura de las circunstancias, el ministro de Industria".

Además, en su respuesta a Ciudadanos, Javier Fernández aclaró que la situación política asturiana no tiene nada que ver con el acuerdo nacional entre PSOE y Ciudadanos. "Esto no es el Gobierno de España ni yo me veo como Pedro Sánchez ni le veo a usted como Albert Rivera", ha precisado, porque "si el señor Rivera estuviera en Asturias y analizara las políticas que hemos desarrollado, usted cree que estaría de acuerdo y que le parecería normal que usted apoyara las 35 horas semanales para el personal al servicio de la Administración Pública del Principado, su posición en el impuesto de sucesiones o que hayan presentado una enmienda a la totalidad al Presupuesto. Espero y creo que no".

Con todo, el secretario general, al margen de sus preferencias por alcanzar una mayoría de izquierdas en la Junta General, ha señalado su voluntad "de llegar a acuerdos con el conjunto de la cámara", tras admitir que "sigo distinguiendo a la derecha vegetariana de la derecha carnívora".

Asimismo, en su réplica al portavoz de Podemos, Javier Fernández reiteró que "a mí 28 diputados me parecen mucho acuerdo y yo estoy dispuesto, al margen de las llamadas a que fluya el amor o los ósculos a la soviética, y mi despacho y el del portavoz parlamentario socialista lo tienen ustedes abierto para buscar acuerdos".

Finalmente, en su respuesta al portavoz de IU, el líder de la FSA-PSOE ha explicado que su defensa de la búsqueda de consenso pretende, por un lado, que "la mayoría parlamentaria de izquierdas que existe en la Junta se convierta en mayoría política que apoye la acción política de este Gobierno" y, por otro, "un consenso más amplio del conjunto de los grupos para cuestiones que son medulares para el futuro de Asturias".

En concreto, Javier Fernández ha reiterado su llamada a "flexibilizar mi posición en asuntos como los dispositivos para la lucha contra corrupción, la ley de trasparencia y la fiscalidad, y en esa dirección queremos caminar".

Antes de advertir la necesidad de distinguir entre acuerdos "de contenidos o de envoltorios", el secretario general de los socialistas asturianos se ha comprometido a que, "incluso si entramos en precampaña electoral, les pediré a todos los grupos, y en particular a los grupos de izquierda, que lleguemos a pactos porque no tengo ningún miedo a alcanzar acuerdos incluso en una situación de precampaña electoral porque Asturias lo necesita". "En esa disposición me van a encontrar pero soy bastante escéptico si en esa disposición están otras fuerzas políticas en este hemiciclo. Pídame que actúe pero no fuerza escénica porque en lo que no me voy a convertir nunca es en un traficante de esperanzas", ha zanjado.