Aprobado el Presupuesto de Asturias para 2017, "un motor de tracción para la igualdad de oportunidades y con un importantísimo gasto social para que nadie se quede atrás"

Las cuentas incluyen 4.226 millones de euros, de los que casi el 70% se dedica a sanidad, educación y gasto social


El Pleno de la Junta General ha aprobado hoy el Presupuesto General del Principado de Asturias para 2017, un "fuerte motor de tracción de 4.226 millones de euros para la igualdad de oportunidades de todos los asturianos, con una dedicación importantísima al gasto social, que absorbe más de 2.900 millones en sanidad, en educación, en servicios y derechos sociales para que nadie se quede atrás". De este modo ha definido la diputada, Margarita Vega, el Presupuesto del Principado para 2017, 4.226 millones de euros, con un incremento de 104 millones con respecto al Proyecto para 2016.

"El Presupuesto es un motor que debe aprovechar los repuntes de crecimiento para proyectar un impacto positivo en nuestra economía, sobre todo en el empleo, con un cambio de tendencia que se aprecia bien en las inversiones, un capítulo que ha aumentado por primera vez desde la crisis. Ascienden a más de 311 millones de euros, que se verán incrementados muy pronto con esos otros 23 millones procedentes del aumento de una décima en el objetivo de déficit y que se destinará, también previsiblemente, a nuevas inversiones, para las que, bien lo sabemos, hay demanda sobrada", ha aventurado Margarita Vega.

La diputada ha recordado las posturas que los distintos grupos adoptaron a lo largo de la negociación presupuestaria, y ha distinguido a quienes "quizá por su inexperiencia, juegan sólo de farol" de quienes "han primado los intereses de los asturianos por encima de ambiciones personales": "Hay quien, tal vez por su resabio, maximizan de tal modo sus ataques que ambos, Foro y Podemos, de tanto extremar posiciones en su acompasada sintonía, acaban por quedar fuera del cuadro. Más allá de la consigna politiquera, trufada de clichés y estereotipos, tendrán serias dificultades para explicar a los asturianos su virulento rechazo. Sí construyen, con propuestas sensatas, los grupos que han sabido poner en práctica su capacidad negociadora. Pueden presumir de ella quienes han primado por encima de sus ambiciones personales o partidarias, esas que avergüenzan a la gente, los intereses de los asturianos".

"El Proyecto de Presupuesto es un documento abierto; ha estado abierto a las aportaciones de todos los grupos”, ha señalado Margarita Vega. Prueba de ello es, para la diputada, las enmiendas parciales que han sido objeto de debate en este Pleno, “enmiendas útiles para mejorar el documento presupuestario”. No obstante, “no todas cumplen ese requisito: sólo suman, solo son eficaces, las rigurosas, las propuestas posibles. Nunca se han resuelto las cosas con demagogia: la apariencia de hacer no es hacer, es solamente apariencia".

Vega ha señalado la ineficacia de "los engolados discursos; ya no seducen las propuestas de gasto sin fin, que pueden regalar los oídos, pero, si no hay con qué sujetarlas, se diluyen como burbujas. No son más que halagos envenenados que se aprovechan, además, de situaciones personales muy sensibles". Ha criticado además a "quienes con sus sombríos análisis y sus nefastos augurios se empeñan en privar a Asturias de un presupuesto, no encuentran de dónde recortar y, en un alarde de creatividad sin fronteras, se inventan ingresos. Gastos reales con Ingresos ficticios: esa sí es una gran aportación", ha ironizado.

En ese sentido, la portavoz de economía del Grupo Socialista ha afeado al Grupo Foro que tachase de "ilegal" el Proyecto, "apelando con una mano a la Constitución española y eludiendo la verdad con la otra”. “El presupuesto se construyó con el objetivo conocido del 0.5% del PIB y la revisión de ese objetivo en una décima, que lo eleva al 0.6% como límite máximo, nunca podría desvirtuar un Presupuesto cuya cifra de ingresos ya quedó fijada y que, en todo caso, los 23 millones en que se traduce esa décima deberán tramitarse como endeudamiento que requiere autorización de ésta Cámara", ha explicado.

"En el caso de Podemos la tónica de sus enmiendas es la absoluta incoherencia", ha indicado Vega. "Recurren a los sueldos, en muchos casos de funcionarios que coyunturalmente ocupan cargos de responsabilidad política: ¿Deben pagar por ello un peaje? Curiosa manera de penalizar la acción política y, de paso, la de muchos empleados públicos a los que, sólo nominativamente, dicen defender. Es inviable, se lo han dicho los servicios jurídicos de la Cámara, pues al menos en una parte no puede ser modificada por el legislador autonómico. Pretenden mejorar la sanidad rebajando las partidas en sistemas informáticos, en material sanitarios o gasto farmacéutico. Pretenden que la desaparición de las partidas presupuestarias hará desaparecer las necesidades. O favorecer la diversificación de las producciones agrícolas, ignorando que el apoyo a la producción agrícola de proximidad se gestiona en Asturias a través de los Leader y el gasto ya está contemplado en esos fondos. Tampoco ayudarán a la industria agroalimentaria suprimiendo las ayudas a la industria láctea, un sector económicamente estable, principal generador de puestos de trabajo en el medio rural”, ha explicado. “Eso, señorías, es enredo, no mejora".

"No sólo se han autoexcluido colocándose al margen, en el propio terreno de lo prescindible, trampeando con argucias sus enmiendas, sino que han gestionando muy mal su cabreo: votando en contra de que el Dictamen se eleve para que se pueda debatir en este Pleno; o poniendo zancadillas en formato de recursos, para bloquear, para tratar de dinamitar este Proyecto Presupuestario. Su actitud sólo indica deslealtad hacia Asturias, intentando arrastrarla hacia su propia irrelevancia, la de quienes siempre están a la contra. ¿Sabe qué proyectan? Una imagen de escolares enfurruñados, agarrados a su juguete en la esquina de la clase".