"El Gobierno del Principado cumple su compromiso con el suroccidente con un plan especial para frenar el declive de esta comarca"

Guillermo Martínez llama al consenso y a la participación de los alcalde de Ibias, Degaña, Cangas del Narcea, Allande y Tineo y de los agentes sociales y económicos para impulsar un plan que se desarrollará en los próximos 10 años



El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha informado al Consejo de Gobierno de la puesta en marcha del Plan Especial del Suroccidente, una iniciativa que afecta a los concejos de Cangas del Narcea, Ibias, Degaña, Tineo y Allande, y que se desarrollará en un plazo de 10 años.

Con esta iniciativa del Gobierno del Principado, explicó Martínez, "se da cumplimiento al compromiso adquirido por el Ejecutivo de Javier Fernández de poner en marcha una estrategia que permitiese frenar el declive de esta comarca".

Para Martínez, "hay razones específicas y singulares" para que el Gobierno de Asturias haya activado un plan para "paliar la evolución social y económica de las áreas rurales, agravada por la crisis económica".

El consejero de Presidencia hizo mención a la "problemática singular" del suroccidente. Así, detalló que en esta comarca se han perdido 20.000 habitantes en tres décadas. Además, alertó la caída del empleo, "desde las 10.846 personas con empleo en 2006 hasta las 8.994" de la actualidad, sin olvidar el cierre de explotaciones mineras y la pérdida de empleo en este sector.

Asimismo, el consejero de Presidencia considera una singularidad del suroccidente y "un reto" para afrontar este Plan que "29.000 personas viven en una quinta parte de la superficie de la comunidad".

En la primera reunión de Martínez con los alcaldes del Suroccidente para poner en marcha el plan, celebrada el pasado viernes, se acordó potenciar "el consenso y la participación", según el consejero, para desarrollar un plan, entre 2015 y 2025, "que quiere contar con los alcaldes del suroccidente y con los vecinos de la comarca".

La iniciativa persigue dar una respuesta al suroccidente porque, según Martínez, este territorio es el "paradigma de la crisis". Por un lado, ha explicado el consejero, porque a la pérdida de población se añade que "casi el 30% de sus residentes tienen más de 65 años", seis puntos por encima de la media regional. "De no revertirse la tendencia", ha advertido Martínez, "se agudizará en el futuro por lo que hay que reivindicar ante el Gobierno de España una estrategia por el pacto demográfico".

Además de la participación directa de las corporaciones del suroccidente, el Gobierno del Principado está incentivando la participación en el diagnóstico y las necesidades de la comarca de los sectores económicos, sociales y culturales del territorio.

En el primer encuentro entre el Gobierno de Asturias y los cinco alcaldes del suroccidente se acordó la constitución de una comisión interinstitucional en la que participarán cinco miembros del ejecutivo autónomo y cinco representantes de las corporaciones de Tineo, Cangas del Narcea, Allande, Degaña e Ibias.

Además del "objetivo común" del plan para frenar el declive demográfico, Martínez aboga por impulsar medidas de desarrollo social y económico "aprovechando las múltiples posibilidades que atesora esta comarca en sectores como la industria agroalimentaria, forestal, el turismo, la minería, etc".

El Ejecutivo de Javier Fernández confía en que en un plazo de tres semanas los ayuntamientos hagan llegar sus aportaciones y sugerencias para "determinar la hoja de ruta de las actuaciones que se recogerán en el Plan y esperamos que en 4 ó 5 semanas pueda estar cerrado el cronograma de actuación".

Finalmente, Guillermo Martínez confirmó que el Plan Especial del Suroccidente "tendrá una dotación económica para desarrollar los escenarios de inversión y las medidas que se propongan". No obstante, aclaró que antes de decidir las partidas de inversión “hay que hacer el trabajo de diagnóstico del plan, que no estará listo antes de finales de 2015".