"El Plan de Ciencia 2013-2017 aumentará la competitividad de la economía asturiana y generará empleo"

Guillermo Martínez destaca que esta iniciativa supone "una apuesta por un modelo económico sustentado en la productividad, el alto valor añadido y el empleo de calidad"


El Consejo de Gobierno ha aprobado el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013-2017. "Un proyecto ambicioso", según el consejero de Presidencia, que nace con el objetivo de "acrecentar la competitividad de la economía asturiana y generar empleo de calidad". Guillermo Martínez ha explicado que el plan movilizará durante sus cinco años de vigencia recursos por 1.288 millones de euros. Tendrá una financiación pública y privada, pero "con un mayor protagonismo para la inversión pública, donde se hace un esfuerzo muy importante".

El plan impulsará la colaboración entre la Universidad de Oviedo y los Centros Tecnológicos para fomentar la competitividad de las empresas asturianas. Además, según Martínez, el Gobierno del Principado pretende con esta iniciativa "alentar un esfuerzo inversor" en I+D+i que permita acercar Asturias a los niveles medios de los países europeos más prósperos. El Ejecutivo socialista que preside Javier Fernández pone en marcha este plan porque "está convencido de que la crisis económica se afronta con más fortalezas si se apuesta por un modelo económico sustentado en la productividad, el alto valor añadido y el empleo de calidad".

Además, Martínez recordó que el Plan de Ciencia recoge la reciente estrategia presentada por el Ejecutivo asturiano, en colaboraron con las empresas, para dar un fuerte impulso a la innovación.

El Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013-2017 presenta cuatro grandes objetivos estratégicos. Así, se pretende aumentar la competitividad de las empresas a través de la innovación, con el objetivo de mejorar y consolidar el tejido empresarial en el mercado. Asimismo, se trata de articular un sistema de ciencia y tecnología de proyección internacional y de convertir Asturias en un entorno atractivo para innovar, con la creación de un entorno social, económico e institucional que comprenda la importancia de formar, retener y atraer a los mejores profesionales.

El consejero de Presidencia ha detallado que estos objetivos se desarrollan a través de 13 líneas de actuación. De entre ellas, Martínez destacó la extensión de la capacidad de innovación de las pequeñas y mediana empresas, el desarrollo de productos y servicios de mayor valor añadido a través del conocimiento y la innovación y el apoyo a la creación de un nuevo tejido productivo basado en la innovación y el conocimiento. Además, el Gobierno socialista también pretende promover la actividad innovadora de las empresas y abrir nuevos nichos de mercados, aprovechar el potencial de formación, investigación y transferencia del sistema científico asturiano, consolidar una red de centros tecnológicos, la internacionalización del sistema de ciencia y tecnología, la formación y la capacitación de investigadores y profesionales asturianos, armonizado con la atracción de talento foráneo.

En resumen, concluyó Martínez, "es una iniciativa frente a la crisis con la que se movilizan importante recursos económicos para consolidar la vinculación a Asturias de las empresas y para buscar que Asturias sea un lugar de referencia en materia de innovación".

Los detalles del Plan de Ciencia, recogidos en su memoria económica, se conocerán cuando se traslade el documento, para su debate, a la Junta General del Principado. En todo caso, el consejero de Presidencia asegura que el Plan presentado hoy "va a tener una incidencia global en la economía en Asturias a través de nuevos nichos de empleos para ayudar a la fijación de nuestras empresas y a la creación de empleo dentro de ellas".