"Pedimos al Gobierno de Rajoy que cumpla su compromiso de acabar en 2014 las obras de la variante de Pajares"


Los diputados nacionales del PSOE por Asturias lanzan una ofensiva parlamentaria para instar al Gobierno de España "a que cumpla sus propio calendario de acabar las obras de la variante de Pajares en 2014, como la propia ministra de Fomento ha comprometido". Luisa Carcedo, Mariví Monteserín y Antonio Trevín han presentado una proposición no de ley para que su debate en la comisión de infraestructuras del Congreso, además de plantear una batería de preguntas y una petición de datos sobre esta infraestructura ferroviaria. Todas estas iniciativas, según reconoció Carcedo, están motivadas "porque hay incertidumbres y retrasos en las obras, que están alargando en el tiempo el estrangulamiento ferroviario de Asturias".

En la iniciativa, los parlamentarios asturianos reclaman a la ministra de Fomento, Ana Pastor, que en el primer semestre de este año "proceda a adjudicar las obras y equipamientos pendientes para cumplir este compromiso".

La proposición no de ley, explicaron los diputados, pretende acompañar la "importante" iniciativa institucional del Gobierno socialista asturiano para lograr en Asturias un amplio respaldo para pedir el fin de las obras de la variante. Un clima de opinión al que tanto Carcedo como Trevín piden que se sumen los parlamentarios del PP. En este sentido, Trevín criticó que la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, "diga en serio que la ministra de Fomento está comprometido con los intereses de Asturias, le está dando cobertura, cuando está tirando por los intereses de Galicia a costa de los de Asturias".

Trevín se mostró crítico con el ritmo constructivo que el Gobierno del PP está dando a la obra y advierte a Fomento de que "no puede volver a las andadas de la época de Cascos". Asimismo, el diputado asturiano reprochó a Pastor que "aún no sepa el tipo de carril que se va a instalar en la variante". Una indefinición que considera que no es creíble sobre todo porque "Fomento ya ha hecho público que el coste total de la variante será de 3.200 millones de euros", una cifra que, según Trevín, significa que el ministerio conoce la programación de la obra, aunque no lo hace público.

Pese a tener fijado el presupuesto, los parlamentarios socialistas denuncian que "resta que se dé prioridad política a la obra". Por ejemplo, para resolver los problemas técnicos de filtraciones en los túneles de la variante, que se consideran "un pretexto" para retrasar la obra.

Por último, Trevín defendió el tráfico mixto (pasajeros y mercancías) para la variante de Pajares, al considerar que el tráfico de mercancías desde los puertos asturianos a la meseta "es fundamental la reactivación económica" de la zona central de Asturias.