"Pedimos al Gobierno del PP que de la batalla por una PAC con fondos para garantizar la ganadería de leche asturiana"


El Gobierno asturiano y la consejería de Agroganadería aseguran que se "dejarán la piel" para lograr que pervivan las mejores ganaderías de leche, las de la cornisa cantábrica y, por extensión, las de Asturias. El compromiso expresado por María Jesús Álvarez incluye también una petición al Gobierno de España para que "no se rinda y de la batalla" ante la próxima negociación de los presupuestos europeos destinados a la Política Agraria Común (PAC), que se fijarán el 7 y 8 de febrero en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno.

La consejera, a su vez diputada regional socialista, defendió el mantenimiento de fondos en la PAC porque, a su juicio, esos recursos son fundamentales para paliar el déficit de competitividad en el sector agroganadero asturiano. En concreto, Álvarez, que dijo que la ganadería de carne asturiana tiene un horizonte de rentabilidad, se mostró más preocupada por las ganaderías de leche. Un subsector, explicó, para el que las ayudas suponen el 40% de sus excedentes brutos y, por tanto, son muy dependientes del presupuesto que llega de la UE. La consejera defiende que las ganaderías de leche sigan siendo "un sector sensible y que, por tanto, reciban ayudas directas asociadas a la producción". Una fórmula que está en riesgo con la nueva PAC donde se propugna el pago único por hectárea, lo que sería fatal para un sector lácteo que ya tiene "una rentabilidad muy comprometida".

Asimismo, María Jesús Álvarez defiende su apuesta por la leche asturiana por su alta calidad, pero que necesita ayudas para poder ser rentable. Respecto a las cuotas lácteas, se muestra a favor de "mecanismos compensatorios de la pérdida de competitividad en las ganaderías de leche en la cornisa cantábrica".

Por su parte, Alejandro Alonso, portavoz de agricultura del grupo socialista en el Congreso, reprocha la falta de firmeza del Gobierno de España en la defensa de los fondos que recibirá España de la UE para la política agraria. Según Alonso, el PSOE no aceptará que el presupuesto comunitario destine menos de 7.500 euros anuales para España (Asturias recibió 83 millones de euros en 2012) y que suponen "entre el 30 y el 40% de los ingresos de agricultores y ganaderos, que ahora están en juego". De reducirse este nivel de ingresos, "miles de explotaciones tendrán en gran riesgo su viabilidad".

Por último, Luisa Carcedo alerta del "grave riesgo" en las políticas agrarias por el "recorte radical" del Gobierno de Rajoy que, en su opinión, está poniendo en jaque al sector productivo y de desarrollo rural en Asturias. Una política, asegura, que choca con la política que ha defendido siempre la FSA-PSOE de apuesta por el equilibrio territorial en el sector primario asturiano y reducir el despoblamiento en el campo asturiano.