"Si el Gobierno del PP va a solventar el problema de 9 autopistas quebradas está en la obligación de dar una respuesta sobre el peaje del Huerna"

Marcelino Marcos Líndez defiende, tras ser aprobada la PNL del grupo socialista para que se elimite el peaje, "que Asturias no quiere más, pero tampoco menos que otras comunidades"



El grupo socialista considera que su Proposición no de ley para que se revise y, en su caso, se elimine el peaje de la autopista del Huerna obedece a la necesidad de "superar una injusticia", ha asegurado hoy Marcelino Marcos Líndez en el pleno de la Junta donde ha sido aprobada la iniciativa socialista. El portavoz del grupo socialista argumenta que, "si el Gobierno del PP va a solventar el problema de 9 autopistas quebradas, está en la obligación de dar una respuesta a una comunidad autónoma históricamente marginada en materia de comunicaciones". Un rescate que "es inaceptable", criticó, "que costará más de 2.000 millones, según el Gobierno, o más de 5.500 millones, según las constructoras".

"No queremos más pero tampoco queremos menos que otras comunidades autónomas", reivindicó Marcos Líndez, que señala que "no es oportunismo, sino una oportunidad y una decisión ante un agravio a los asturianos. Es tomar la iniciativa, acción y responsabilidad" porque, se ha preguntado, "qué es más justo, rescatar a las constructoras y pagar unas carreteras que casi nadie usa, o facilitar a Asturias que, de una vez por todas, pueda desplazarse al centro del país sin rascarse el bolsillo a golpe de peaje".

Además, el portavoz del grupo socialista insiste en que "no debemos permitir que continúen las desigualdades y los agravios" tras lo que ha considerado "una mala gestión" por parte del Gobierno del PP en materia de infraestructuras, que "trajo graves consecuencias para Asturias".

Marcos Líndez ha denunciado "una nefasta planificación de las infraestructuras aupado por los potenciales concesionarios", así como la privatización de empresas públicas "competitivas que recibieron subvenciones del Estado hasta que pasaron a tener beneficios y en ese momento decidieron privatizarlas, como la Empresa Nacional de Autopistas, en 2003, y el PP nunca respondió de porqué se privatizaron estas empresas".