La FSA-PSOE acusa al PP de "reírse de los asturianos" al no liberar el peaje del Huerna

El secretario de Planificación Territorial, René Suárez, denuncia que la decisión de excluir la concesión de la conexión de Asturias con la Meseta "es un agravio y una hipoteca a nuestro futuro porque frena el progreso de la región"


La Federación Socialista Asturiana acusa al PP de "reírse de los asturianos" al anunciar la presentación de una enmienda para liberar el peaje de varias autopistas de peaje cuyas concesiones vencen entre 2018 y 2021 pero de la que ha quedado excluida el peaje del Huerna, la conexión de Asturias con la Meseta.

El secretario de Planificación Territorial de la FSA-PSOE, René Suárez, cree "indispensable no olvidar" que con la ampliación del plazo de la concesión de la autopista del Huerna hasta el 17 de octubre de 2050 "las y los asturianos, que ya llevamos 42 años sufriendo el peaje en la única vía de alta capacidad con la Meseta, gracias al Gobierno del PP veremos cómo se alargará la concesión hasta los 75 años, una de las más prolongadas de la historia de España".

Para Suárez, la decisión tomada por un Gobierno del PP, "en el que Cascos tenía responsabilidades, primero como vicepresidente y después como ministro de Fomento", supone "un agravio y una hipoteca a nuestro futuro porque frena el progreso y la competitividad económica de Asturias".

El secretario de Planificación Territorial de la FSA-PSOE hace notar las diferentes posiciones políticas de PSOE y PP respecto a las autopistas de peaje. Así, explica, mientras el PSOE defiende que "a partir de que se cumpla la concesión de las actuales autopistas de peaje, no se volverá a prorrogar ni se planteará una nueva concesión, por lo que a partir de ese día los que circulen por ellas lo harán libre de peajes", la posición del PP "indica que no se prorrogarán y deben revertir al Estado hasta que determinen su gestión". "No solo eso", señala Suárez, "es necesario hacer un análisis de las autopistas en peaje cuya concesión está en vigor para revisar los peajes agraviantes y analizar las fórmulas para eliminar ese agravio, a través de bonificaciones y/o alternativas de calidad para evitar desigualdades manifiestas".

"La enmienda del PP no es casual", según Suárez, que denuncia que su presentación es para "no mostrar la debilidad que supondría quedarse solo en una votación en el Congreso en relación a dicho asunto" y, además, en su opinión, el PP "pretende generar una cortina de humo derivando el debate de las autopistas de peaje a la eliminación de prórrogas, mientras, con una auténtica falta de transparencia y opacidad, rescatan a concesionarias".