"Para salir de la crisis, España necesita ganar en productividad y competitividad"

Desde Vallobín, Felipe González asegura que "la escuela pública es la manera de preparar a los niños y niñas para convivir en una sociedad cada vez más diversa"


Mitin de cierre de campaña electoral con Felipe González en el polideportivo de Vallobín, en Oviedo. El ex presidente del Gobierno ha recordado que la alternativa del PP es “aquella que no votó la ley de pensiones ni la que extendía la educación obligatoria hasta los dieciséis años”. “Una ley orgánica de educación que impulsó Rubalcaba como ministro”, recuerda Gonzaléz. “Todo lo que hizo el candidato socialista lo hizo con eficacia, desde reducir a la mitad los muertos en carretera hasta derrotar a ETA”, ha resaltado el ex presidente el ejecutivo. “En el otro lado está Rajoy, que pasó por cinco ministerios pero que nadie recuerda lo que hizo salvo los hilillos de plastilina del Prestige”.  Felipe González recuerda que el PP apoyó en su día la ley de dependencia y que “ahora dice que no es viable ni sostenible” y defiende que ningún gobierno puede enfrentar la crisis en solitario, ni el griego, ni el portugués y eso es lo que propugna el  nacionalismo insolidario que está dominando Europa”. Para González, Rubalcaba “sabe que la salida de la crisis se juega dentro y fuera del tablero” y Rajoy “sólo quiere ganar las elecciones por el hecho de tener el poder y por eso el martes cambió su discurso y dijo que el PP necesita obtener una mayoría amplia para recuperar la confianza en la economía española y hacer cosas bien pero sin decir lo que van a hacer”. Para el ex presidente del Gobierno, lo principal es que la política económica sirva para crecer y para generar empleo, que sea competitiva y sostenible para tener el excedente necesario con el que garantizar el estado del bienestar. Todo lo demás son políticas instrumentales para hacer esta política, para combatir a los especuladores porque ellos son la causa de la crisis  no los mercado en su conjunto”. “El mercado también es un empresario que pide un crédito para crear empleo”, ha matizado González desde Vallobín. “Rubalcaba sabe que hay que cortarle las alas a los especuladores porque son los que se están aprovechando de la inacción de los gobiernos contagiados por ese nacionalismo egoísta que se está extendiendo pero que no tiene derecho  a acabar con la Europa democrática y social porque es patrimonio de la Humanidad”. 
Sobre el origen y la salida de la crisis, Felipe González ha dicho en Oviedo que “España no es insolvente, sino que el problema reside en que necesitamos ganar en productividad y competitividad. Eso significa que Gobierno, sindicatos y patronal deben pactar los salarios en base a la productividad para competir en la nueva economía”. Respecto a sistema sanitario y educativo, el ex presidente sostiene que es solidario y eficiente y que, por ejemplo, sostiene al mejor sistema nacional de trasplantes de Europa. “La escuela pública es la manera de garantizar la igualdad real de oportunidades, de preparar a los niños y niñas para convivir en una sociedad cada vez más diversa”. 
Antes de dar paso a las palabras de Felipe González, Antonio Trevín ha vuelto a insistir en que “no es lo mismo que Rubalcaba garantice el estado del bienestar a que Rajoy lo dilapide”. “El candidato del PSOE apuesta por mantener los derechos históricos de los trabajadores, por el futuro del carbón, por mantener la Asturias rural”. Con la derecha en La Moncloa, el candidato socialista el Congreso advierte de que los trabajadores de las PYMES “estarán peor porque los sacaran de los convenios colectivos”. 
Para Trevín está campaña se ha librado en tres frentes: el de intentar sacar lo oculto del programa del PP además de explicar el nuestro, el de  intentar que además del al presidente conociéramos algo más del gobierno asturiano al que sólo conocernos por sus obras y el de enfrentarnos a esa izquierda empeñada en ser el mejor aliado de la derecha dispersando el voto progresista”.