El Grupo Socialista reclama celeridad al Gobierno central para acortar los plazos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género

Registra una iniciativa en la Junta General del Principado coincidiendo con la aprobación definitiva del acuerdo hoy en el Congreso


El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado esta mañana en el Registro de la Junta General del Principado una Proposición no de Ley con el objetivo de urgir al Gobierno de la Nación que active las partidas presupuestarias acordadas para la ejecución de las medidas incluidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, impulsado el pasado mes de julio en las Cortes Generales con el apoyo de la mayoría de los grupos representados en el Congreso y en el Senado. La iniciativa del Grupo Socialista en el Parlamento autonómico persigue asimismo que el Gobierno central agilice la puesta en marcha del citado acuerdo, que será aprobado de forma definitiva hoy en el Pleno del Congreso de los Diputados.

“El PSOE siempre ha tenido como eje central de sus políticas la lucha contra la violencia de género y lo ha venido demostrando tanto en el Gobierno de la Nación, con la aprobación de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, como en el Gobierno de Asturias, que en 2016 propició el consenso de todos los partidos con representación en la Junta General del Principado para que naciese el Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres, que se ha convertido en un referente estatal”, ha destacado la diputada Carmen Eva Pérez.

Para la portavoz de igualdad del Grupo Socialista, “el Pacto de Estado que se aprueba hoy -no sin muestras de incompetencia e irresponsabilidad por parte de uno de los grupos del Congreso, que se negó a suscribirlo- no es el Pacto que el Partido Socialista hubiera querido. Pero es, ante todo, un compromiso de las instituciones con las víctimas que sufren cualquier tipo de violencia por su condición de mujer y a las que es urgente que les demos respuesta desde todas las administraciones. Es por eso que solicitamos que, con carácter urgente y prioritario, el Gobierno de la Nación ponga en marcha el Pacto de Estado y que, además, active los recursos económicos de los que el acuerdo está dotado”.

El Pacto de Estado contra la Violencia de Género recoge diferentes propuestas presentadas por el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados. Entre ellas, que los ayuntamientos recuperen las competencias en prestación de servicios sociales, igualdad y prevención de la violencia de género; que se profundice en la especialización de los Juzgados de lo Penal y Familia; que se imparta formación específica para policías y guardias civiles; que se garantice a las víctimas la asistencia letrada gratuita; que se amplíe la pensión de orfandad a las y los menores huérfanos por violencia de género o que se retire a los padres condenados por este delito el régimen de visitas de las y los menores. El Pacto de Estado contra la Violencia de Género está dotado con un presupuesto de 1.000 millones de euros para los próximos cinco años.