"En el nuevo pacto contra la violencia de género hay que hacer reformas en la ley de 2004 pero el pacto no es la reforma de la ley"

Ángeles Álvarez llama en Asturias a "recuperar el consenso con el que se construyó la ley de 2004" e insta al Estado a "promover las políticas publicas que se paralizaron con la llegada del PP al Gobierno"




Ángeles Álvarez, portavoz de Igualdad del grupo socialista en el Congreso, apeló hoy, durante su visita a Asturias, a la necesidad de "recuperar el consenso con el que se construyó la ley contra la violencia de género aprobada por el Gobierno de Zapatero en 2004". "Somos conscientes de que posiblemente tengamos que hacer reformas pero el pacto no es la reforma de la ley", ha enfatizado Álvarez, que hoy se ha reunido con asociaciones de mujeres, diputadas, concejalas y secretarias socialistas de Igualdad para valorar el pacto de Estado contra la violencia de género que se articulará en una subcomisión en el Congreso.

Para la diputada socialista, entre los principales problemas para abordar en el nuevo pacto de Estado contra la violencia de género hay que considerar "el aumento trágico y preocupante del número de mujeres asesinados que habían pedido apoyo al Estado y éste ha sido incapaz de darles seguridad". "Que estemos por encima del 41% de mujeres asesinadas que habían interpuesto denuncia previa es uno de los peores datos que podemos ofrecer a la sociedad", ha denunciado.

El Estado, según ha explicado la portavoz de Igualdad, debe promover políticas publicas "que se paralizaron con la llegada del PP al Gobierno por un recorte presupuestario en la lucha contra la violencia machista por encima del 25%".

Además, Álvarez demanda "dar cumplimiento al convenio de Estambul para avanzar en una ley integral contra la trata de personas con fines de explotación sexual, analizar los matrimonios forzosos y la mutilación genital". "España es el país con política y grado de cumplimiento más alto de las reclamaciones de ese convenio, con mas de un 85% de cumplimiento", ha detallado

La ley española contra la violencia de género, a juicio de Ángeles Álvarez, "está dando buenos resultados" al señalar que, "antes de la ley, había 74 víctimas al año y ahora estamos en torno a los 55 asesinatos de mujeres al año. Son unos datos tremendos pero hemos conseguido a revertir una situación escandalosa".

El procedimiento para llegar al pacto de Estado contra la violencia de género se iniciará con la creación de la subcomisión en el Congreso, que tiene el encargo de elaborar el documento que va a sustanciar el pacto de Estado. El trabajo se centrará en cinco áreas prioritarias: prevención, seguridad de las víctimas, cómo está funcionando la administración de la justicia y cuáles son las reformas para que los jueces cuenten con más y mejores instrumentos, la reparación del daño de las víctimas y la modificación de los indicadores de seguimientos de las políticas públicas en violencia contra la mujeres.

Tras alertar del "papel relevante de los medios de comunicación" en el pacto contra la violencia machista, la portavoz socialista de Igualdad ha elogiado el pacto asturiano contra la violencia de género. El Gobierno del Principado "ha abierto la puerta", ha sentenciado.

El juzgado de Laviana encabeza el ranking de concesión de órdenes de protección
Finalmente, la diputada socialista ha puesto en valor el distinto comportamiento de los juzgados en Asturias en lo que se refiere a la concesión de órdenes de protección en los últimos cinco años (2011-2015), un ranking que encabeza el juzgado de Laviana, que concede el 84% de las órdenes de protección, frente a Oviedo, el que menos, con el 35%.

Por su parte, Antonio Trevín ha valorado el pacto contra la violencia de género como un asunto de la máxima importancia para el PSOE "porque nos conecta con la ley de 2004". "En los 10 primeros años de vida de la ley se multiplicó por siete el número de mujeres que dieron el paso para denunciar su situación de violencia, lo que demuestra que la ley era necesaria". El diputado del PSOE por Asturias indicó también que "a partir de 2012 la ley fue perdiendo eficacia por los recortes en el estado social y la menor sensibilidad política del Gobierno del PP, lo que provocó un frenazo". Motivo por el cual "comenzamos a advertir en el grupo socialista de que era necesario dar un impulso, recuperar partidas presupuestarias y hacer una gran acuerdo social y político para continuar con esa lucha".

En Asturias, según Trevín, en el primer trimestres de 2016, la ratio de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres "fue del 11,6%, por debajo de la media nacional, del 13,5%". Asimismo, el parlamentario asturiano hizo notar que, en el Principado, el número de mujeres con órdenes de protección de 2007 a 2015 ascendió a 423 al año. "En Asturias estamos en los parámetros medios nacionales en la situación de las mujeres que sufren violencia y en la lucha contra esa violencia", zanjó. En 2016, los juzgados contra la violencia en el Principado han puesto en marcha, durante el primer trimestre, 145 medidas de protección de las 215 solicitadas, un 67% de medidas concedidas, un dato "que nos sitúa en la media nacional", apuntó Trevín.

Por su parte, Almudena Coto puso en valor que Asturias "es la primera comunidad en tener un pacto contra la violencia de género". La directora del Instituto Asturiano de la Mujer abogó por "poner el foco en las mujeres que no denuncian". A su juicio, las principales características del pacto contra la violencia del Principado son "que es un pacto social, que es un acuerdo consensuado con las instituciones y con las profesionales, que atiende a las víctimas y que tiene 150 medidas del Principado de Asturias, con más de 8 millones para garantizar la asistencia integral". Y, finalmente, que es "un pacto político". Asimismo, deseó que el acuerdo contra la violencia machista en el Principado fuera "un ejemplo" para el pacto de Estado que se persigue en el Congreso.