"Nuestras prioridades son la estabilidad presupuestaria y la institucional para exprimir hasta el último euro y poder combatir el paro y defender los servicios públicos"

Javier Fernández critica en la Fiesta de la Rosa la mansedumbre del PP asturiano con Rajoy y recuerda a Cascos que "sólo hay un paso entre la épica y el ridículo"


La Fiesta de la Rosa organizada por la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO) en la sede del Fundoma sirvió de marco al secretario general de la FSA-PSOE para abrir el nuevo curso político, que Javier Fernández pronosticó que será "un duro tiempo político". Un escenario que los socialistas asturianos encararán "con decisión y con responsabilidad" para desarrollar políticas con "nuestro ser social y político y para dar esperanza a los más de 100.000 asturianos que no tienen empleo". En su intervención en el acto político, Fernández arremetió contra el PP asturiano por ser "manso" ante el Gobierno de España y no defender los intereses de Asturias. Y respecto a Cascos, aunque sin citarlo, advirtió de que "no ha cambiado, sólo empeora" y le recordó, a propósito de Gibraltar, que "entre la épica y el ridículo sólo hay un paso".

El secretario general de la FSA-PSOE se refirió a la controversia por la imposición del Gobierno de España del techo de déficit a las comunidades. Fernández dejó claro que al Gobierno socialista asturiano "no nos gusta el techo de déficit que nos imponen porque es lesivo, arbitrario, insolidario e injusto". En este sentido, pese al recurso presentado por el Ejecutivo regional, el líder socialista anunció que "si no prosperara, no es una opción para nosotros incumplir la ley. Lo cumpliremos porque es una obligación que se nos impone".

A las obligaciones del Gobierno que preside, Javier Fernández añadió las prioridades, entre las que destacó la estabilidad institucional y la presupuestaria como fórmulas para defender el empleo en Asturias junto con la sanidad, la educación y los servicios sociales. Una estabilidad de doble vía necesaria, según el líder socialista, "para exprimir hasta el último euro y poder combatir el paro y defender los servicios sociales públicos universales en Asturias".

Respecto al devenir del PSOE, Fernández reivindicó un partido "de gobierno y de mayorías" necesario, a su juicio, "para cambiar las cosas y transformar la realidad, que se cambia desde los gobiernos". Desde los ejecutivos nacionales, los autonómicos y los locales, como en el caso del gobierno municipal de Oviedo. En este sentido, concluyó que después de 22 años de malos resultados electorales en la capital del Principado, "a los socialistas nos ha faltado ser capaces de transmitir que podíamos gobernar, que vamos en serio y que tenemos un proyecto para esta ciudad". El líder de la FSA-PSOE pidió que "los que no estén de acuerdo con las expectativas de gobierno que se aparten, que no intriguen y que dejen que el partido esté con la gente".

El secretario de la Federación Socialista Asturiana reclamó, por otra parte, que el PSOE "lidere el país con un proyecto ideológico" que sirva para superar la crisis y como cortafuego a las políticas del núcleo duro del PP "que se están llevando por delante el Estado de Bienestar".

Aprovechando su crítica al PP por hacer negocio con la sanidad, Fernández puso al nuevo hospital que se inaugurará en 2014 como el "símbolo de lo que los socialistas asturianos queremos para nuestros conciudadanos y para Asturias". Asimismo, reprochó a la presidenta de los populares asturianos no desvelar sus planes sobre la privatización sanitaria y emplazó "a Mercedes Fernández y sus palmeros, siempre tan mansos con el Gobierno de España, si no fueran a hacer nada en la sanidad, a decir si serían capaces de soportar las presiones económicas que pululan en torno del poder de la derecha".

Además de reprochar la ausencia de críticas a los ministros del Gobierno de Rajoy, Fernández reclama al PP de Asturias "que no se ponga siempre en contra de los intereses de Asturias justificando injustificable y ahora, aunque sea en voz baja, se ponga del lado de los intereses asturianos en el momento en que el Gobierno de España está elaborando los Presupuestos del Estado para 2014".

Además de contra el PP, el líder de los socialistas asturianos arremetió contra "el líder de la otra derecha. El otro", dijo sin nombrar a Cascos, del que confesó que le había sorprendido su victoria electoral en el Principado y que, tras su respaldo, "muchos asturianos pensaron que había cambiado, pero es evidente que éste no cambia, sólo empeora". Al presidente de Foro, del que dijo que "es un populista para el que la crisis siempre es temporada alta", Fernández también le reprochó que "ahora está un poco distraído con Gibraltar". Sobre su defensa del Peñón, Fernández dijo imaginarse que al líder de Foro "lo que le gustaría sería verse, como en Perejil, al alba, con fuerte viento de Levante, a él y a Pelayo Roces envueltos en la bandera y con madreñas de camuflaje". Una situación que sería del agrado de Cascos y su partido "porque son gente del Cantar de Gesta, pero de lo que no se da cuenta es de que entre la épica y el ridículo hay un paso y él ya ha caminado muchos kilómetros en esa dirección".

La Fiesta de la Rosa sirvió también al secretario general de la AMSO, Wenceslao López, para reivindicar que "lo que diga la FSA tiene que tener su peso en el socialismo español", además de reclamar "más política" y reivindicar "el mayor esfuerzo de participación" hecho nunca por la AMSO en la preparación de la Conferencia Política que el PSOE celebrará en noviembre.

Por su parte, Alfredo Carreño, portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Oviedo, puso en valor el orgullo de los socialistas con su pasado al contrario, dijo, de los que borran los discos duros de los ordenadores. En su discurso, tampoco olvidó pedir al alcalde de Oviedo "que no tenga tanta cara porque no es que uno ponga las ideas y otros el dinero" para el Museo de las Reliquias en Oviedo.

Antonio Trevín, diputado nacional del PSOE por Asturias, denunció que el Gobierno de España "ha negociado la nada para Oviedo y a Asturias también le está yendo mal" con el Ejecutivo de Rajoy, "con mínimos históricos de inversión estatal" en el Principado. Asimismo denunció la coincidencia de Cascos con el PP en el caso Bárcenas. "Como los monitos de Gibraltar, ni ven ni oyen y callan juntos hasta en el borrado de los discos duros. Se pelean con el presente pero se compinchan para no recordar el pasado"

Por su parte, el eurodiputado Antonio Masip, que llamó a los socialistas asturianos a dar la batalla en las próximas elecciones europeas, alertó de la importancia que tienen para el futuro de Europa los comicios alemanes del próximo día 22, que dijo son "el primer round de las elecciones europeas".

Tras la intervención de Alejandro Delgado, secretario general de las Juventudes Socialistas de Oviedo y de Gregorio Calderón, miembro de la sección de la AMSO en Oviedo, intervino Dolores Carcedo. La consejera de Hacienda criticó el reparto del déficit y explicó que el Principado reclama más techo "porque eso significa tener más presupuestos públicos y es ahora cuando lo necesitamos", defendió.

Tras aclarar, en relación con el déficit, que Asturias "reclama lo que le corresponde por ley", Carcedo se refirió también al anuncio del presidente Rajoy de bajada de impuestos para 2015, una promesa que tildó "titular" de prensa al que "le falta explicar cómo van a cuadrar las cuentas porque después de retirar recursos a las comunidades ellos tuvieran capacidad para bajar impuestos". Finalmente, respecto a la elaboración del Presupuesto regional para 2014, prometió que el Gobierno de Asturias "dedicará todo su esfuerzo para que salgan sus prioridades y vamos a reclamar nuestro margen presupuestario".