"Nuestra voluntad es minimizar los recortes en sanidad y educación"


Javier Fernández, secretario general de la FSA-PSOE, e Ignacio Prendes, diputado electo de UPyD, firmaron en la Junta General del Principado el pacto de legislatura alcanzado entre ambas formaciones políticas. Fernández agradeció al representante de UPyD "el rigor y la voluntad de acuerdo" mostrado.

"Hemos acordado las políticas para buscar la mejor salida a una situación crítica que tenemos que abordar de manera inmediata", resumió el candidato socialista a la Presidencia de Asturias. A partir de ahí, Javier Fernández se refirió a la situación de la Comunidad Autónoma y la necesidad de presentar un nuevo plan económico financiero, y señaló que, desde el primer momento, trabajará con la persona encargada de las finanzas del Principado en la "tarea inmediata" que supone presentar unos planes para que Asturias consiga alcanzar los objetivos de déficit del 1,5 para el presente ejercicio, 1,1 el año que viene y el 1% para 2014. "Independientemente de que nos guste o no la Ley de Estabilidad, no es una opción para un Gobierno que yo presida no cumplirla".

Javier Fernández también explicó que será difícil cumplir el plazo de 15 días para presentar un nuevo plan. "No sé si se podrá cumplir, si alguien quiere hacer un plan riguroso, y nosotros queremos hacerlo, y que dé credibilidad a la hacienda pública". Por eso, pidió que "si en lugar de 15 días" se presenta en un plazo algo superior, el Gobierno de España entienda "que tiene que ser así". "El propio Gobierno del país, para presentar sus cuentas públicas se tomó cuatro meses. No pretendemos tanto ni mucho menos, pero en el caso de que en quince días no estuviera, no supondría que todo el proceso de consolidación fiscal de las Comunidades Autónomas fuera puesto en cuestión".

El candidato socialista pidió "conocer bien los números", y anticipó que "la sanidad y la educación estarían en la retaguardia de aquello que hubiera que tocar". "Tenemos la intención y la voluntad, suscrita con quien nos apoya, de minimizar los daños que pudieran afectar a los servicios universales del Estado del Bienestar debidos a los recortes que sin duda tendremos que hacer", concluyó.