"No me gusta el mensaje de CIU sobre un nuevo pacto fiscal con España"

Javier Fernández valora el resultado de las elecciones catalanas en una entrevista en Radio Asturias

 

El secretario de la FSA-PSOE y candidato a la Presidencia de Asturias, Javier Fernández, ha sido entrevistado esta mañana en el programa “Asturias hoy por hoy” de la Cadena SER, donde ha realizado una valoración sobre el resultado de las elecciones catalanas y durante la que se ha referido a diversos asuntos de actualidad. Lo que sigue es un resumen de las preguntas y respuestas planteadas en la entrevista.

 

Elecciones catalanas

Preguntado por el hecho de que éstos hayan sido los primeros comicios “desde que comenzó la crisis” y si por esta razón se les puede considerar “como un ensayo de lo que puede pasar en la próxima cita con las urnas del año que viene”, Javier Fernández respondió: “No. Cataluña tiene unas peculiaridades muy específicas. Se han vivido unas elecciones en las que ha habido una derrota, sin paliativos, de la fórmula del tripartito. Yo creo que la interpretación que hay que hacer es que, sin duda, la crisis económica tiene influencia, pero lo fundamental ha sido, a mi juicio, la idea que se ha trasladado del Gobierno del tripartito en estos últimos años, de muchísimas discrepancias más que de la suma de tres fuerzas políticas. Y sobre todo, sobre todo, la atención a algunos asuntos, al menos en el plano mediático, porque me consta que se trabajó en los aspectos económicos, servicios sociales, etcétera, pero lo que trascendía eran las posiciones y las discrepancias en torno a asuntos identitarios. Y eso, a mi juicio, ha influido de una manera directa en los resultados. Por eso digo que hay que entenderlas también en clave catalana.

 

Y ahora tenemos a CIU, que recupera un Gobierno que se le había ido hace ocho años y que lo hace con un mensaje que a mí no me gusta nada: el mensaje de MAS en relación a un nuevo pacto fiscal con España y, en fin, a la búsqueda de un concierto económico que, a mi juicio, es absolutamente inconstitucional”.

 

Sobre si debe o no “tomarse como representativo el hecho de que el PSC haya perdido 9 escaños y el PP haya ganado 4”, Javier Fernández explicó: “El PP ha tenido también un buen resultado, ha mejorado, es uno de los mejores resultados que ha tenido en aquella comunidad. De todas maneras, insisto en que la realidad en Cataluña es muy distinta y antes me refería a los asuntos identitarios, pero también a todo lo relacionado con la inmigración, el debate que allí se ha producido, que ha sido muy fuerte, hemos visto posiciones muy concretas por cierto por parte del PP, pues es algo que no se va a producir en Asturias”.

 

La clase política

Sobre cómo afrontar “la pérdida de confianza de los ciudadanos en los políticos”, Javier Fernández explicó: “Ese es un asunto que me preocupa mucho. Porque se empieza por perder la confianza en los políticos, y en la política, y al final, lo que se pierde es la confianza en las instituciones que los políticos decimos representar y que, de hecho, representamos. Por tanto, yo estoy convencido de que uno de los mensajes claves que tenemos que trasladar a la ciudadanía es el de la preocupación por sus problemas y no por los nuestros, la honestidad y la eficacia. Esas son las líneas por las que ha de discurrir el discurso de cualquier fuerza política, no caer en populismos, y, por supuesto, erradicar cualquier atisbo de maquinaciones fraudulentas, lo que estamos viendo en algunas partes de España, afortunadamente no en Asturias (...)”.

 

Presupuesto autonómico y Sanidad

Preguntado sobre si el Presupuesto autonómico es “realista” y sobre las críticas sindicales acerca de la afección de los ajustes sobre áreas sensibles como la Sanidad, el secretario general de la FSA-PSOE, señaló: “Son las cuentas que podemos hacer y las que podemos tener incluso con la ley por medio y con las restricciones que se plantean a los presupuestos de las comunidades autónomas. Y, por tanto, son realistas, porque insisto son las únicas que se pueden hacer. A partir de ahí, y respecto a si se va a resentir, digamos, la provisión de servicios públicos, en este caso, la Sanidad, yo estoy convencido de que no (...)”.

 

Copago

“¿No le gusta la idea del copago en sí o que sea propuesta por una comunidad autónoma al Gobierno central?”. Ante esta cuestión, Javier Fernández respondió lo siguiente: “No me gusta ninguna de las dos cosas para que quede claro. A mí, la idea del copago no me gusta. Y también he dicho que pienso que esa decisión o cualquier otra que tenga que ver con la racionalización del gasto sanitario no corresponde hacerla a una comunidad autónoma, porque hay un servicio nacional, y quiero subrayar lo de nacional, que es ese Servicio de Salud que afecta al conjunto de los españoles; y es en ese marco, en el del Estado, el del Gobierno de España pero con todas las comunidades autónomas, donde se pueden tomar decisiones que mejoren o racionalicen el gasto (...) Los socialistas queremos una Sanidad de provisión pública de la mayor calidad posible (...) Y conviene decir que gratis no hay nada: o se paga como ciudadanos, con un impuesto, o lo pagamos como consumidores con un precio. Y desde luego los socialistas queremos que se pague con impuestos como ciudadanos, como un derecho de ciudadanía”.

 

Presente y futuro

Preguntado sobre las consideraciones del PP acerca de que su proyecto será “continuista” del de Álvarez Areces, Javier Fernández aseveró: “El Partido Popular hubiera sido muy crítico con cualquier cosa que yo hubiera dicho (...)Hay que echar un poco la vista atrás y ver qué camino hemos recorrido y cómo era la economía asturiana en el año 2000 y cómo es en este 2010 y la diversificación que se ha producido, la evolución en la productividad, en el empleo, etcétera..... Y lo digo en un momento en el que estamos pasando por una crisis económica muy seria, pero si miramos vemos que aquellas tesis que se mantuvieron durante muchos años de que teníamos que ir a una actividad más diversificada, atrayendo actividades económicas y explotando todo nuestro potencial endógeno, vemos ese recorrido de esos diez años, pues efectivamente eso se produjo. La economía asturiana se parece muy poco a la de hace diez años. Pues, en esa dirección de mayor diversificación, de más productividad, de un aparato productivo más orientado hacia el exterior decía yo esa idea de continuismo que usted me comenta. Ahora, a partir de esa base, lo que tenemos es una realidad distinta, no se trata ya sólo de un Presidente –en el caso de que efectivamente yo lo sea y espero que sí- distinto, sino una realidad distinta, con unos desafíos también diferentes que hay que abordar”.