"No hay Gobierno en Asturias ni planes para la reactivación económica y del empleo"

Javier Fernández afirma que "la solvencia, por el momento, no ha estado presente" en las comparecencias del Ejecutivo

 

Javier Fernández considera que, tras las comparecencias de los miembros del Gobierno en el Parlamento, ha quedado de manifiesto que “no hay Gobierno en Asturias”, pues sus responsables han dejado constancia de que no cuentan con planes ni previsiones de actuación y destacó el hecho de que esto sea así en materia de reactivación económica y generación de empleo.

“Han comparecido a petición propia, que parece lógico, y, a partir de ahí, y de las propuestas y previsiones que hayan articulado, es cuando le corresponde a los grupos parlamentarios y , en particular, a la oposición, hacer también sus propuestas de orientación política y de control al Gobierno. Pues bien, tras estas comparecencias, la idea que tenemos en el Grupo Socialista es que no hay Gobierno en Asturias.

En primer lugar, no hay un plan articulado –ni desarticulado- en torno a las medidas, a las propuestas, a las iniciativas para la recuperación económica y la generación de empleo. Y eso todos somos conscientes de que es una necesidad en cualquier situación y, desde luego, es un drama que no exista en el contexto de crisis que estamos viviendo”, explicó.

El parlamentario socialista se refirió a las distintas áreas del Ejecutivo y puso algunos ejemplos de lo sucedido durante el transcurso de las comparecencias.“En Hacienda, más allá de culpar a la herencia recibida (...) lo único que sabemos es que han paralizado pagos a empresas proveedoras de tal manera que hay muchas de ellas que están en una situación límite, de colapso económico con las consecuencias que eso puede tener sobre el empleo, y eso es algo evidente que se manifiesta a través de distintas voces, no sólo políticas, incluso en la sociedad, recuerden el planteamiento de la patronal”, señaló.

“En Sanidad, ha sido un ir y venir –con rectificaciones- en torno al coste del HUCA. Infraestructuras, parálisis total de las inversiones y desaparición también total de las políticas ambientales. En Servicios Sociales nada diré porque nada dijo la consejera, aquí sólo podemos hablar de desconocimiento total”, añadió Fernández.

Prudencia con el Niemeyer

“Si hablamos de Economía... Por ejemplo, en el programa electoral se recoge que la línea Lada-Velilla es esencial, pero que sería una aberración no hacerla por el antiguo trazado ... saben que es el que en su día renunció Red Eléctrica, por el Parque de Redes. Bien, pues comparece el consejero y dice que le da igual por donde sea, que lo hagan por donde quieran. En materia turística, ya saben ustedes, las viejas obsesiones –tal vez debería decir aficiones- del Presidente en relación al uso de las piraguas en los ríos asturianos. Y el señor Vallaure, que reclama para sí nada menos que el monopolio para decidir lo que tiene que llamarse o no cultura en Asturias. Pero ya más allá de eso, que no se lo vamos a discutir por ahora, sí pedirle prudencia en relación a los planteamientos que están teniendo con el centro Niemeyer, pues hablamos de un centro que está forjando una imagen de marca en Avilés, con un espacio absolutamente reconocible, que es marketing urbano y, en definitiva, con una incidencia muy directa en la atracción de turistas y en el desarrollo económico”, incidió el diputado socialista.

Sanidad y Educación

Javier Fernández sí subrayó los posicionamientos “en las cuestiones profundamente ideológicas”, es decir, en materias como la Sanidad o la Educación. Así, mostró su preocupación ante el hecho de que el Ejecutivo no haya dicho que garantiza la provisión pública de la Sanidad y también se refirió a los posicionamientos en cuanto a las políticas educativas. “En cuanto a la Educación está claro: ahí sí que no van a dar un paso atrás en relación a esa propuesta de que los padres elijan los colegios, que es la manera de hacer que los colegios elijan a los alumnos y de colocar a la Educación Pública en una situación de subsidiaridad respecto a la privada, en la misma idea de lo que se viene haciendo en Madrid con las consecuencias que todos conocemos”, explicó.

El Presidente, de campaña en Madrid

El parlamentario socialista resumió la valoración sobre las comparecencias de los miembros del Ejecutivo: “Un Gobierno ausente en Asturias, con un Presidente que se dedica en Madrid a decir simplezas y a proponerse a sí mismo y a su partido como el frontón con el que parar a los nacionalistas periféricos –habría que hablar de la historia de este señor en sus relaciones y sus negociaciones con esos nacionalismos- y aquí unos consejeros que reclamaban para sí no ser políticos, sino técnicos, y que ahora vemos que no son ni lo uno ni lo otro, ni políticos ni técnicos”.

A preguntas de los periodistas sobre la calificación que le merece el desarrollo de las comparecencias y los propios consejeros, Fernández señaló: “Las comparecencias, a mi juicio, creo que han dejado mucho que desear, por no decir que han sido realmente lamentables (...) Yo no voy a calificar a los consejeros, yo creo que deben ustedes calificarlos y se autocalifican en las comparecencias que han tenido, en las que la solvencia, digámoslo así, por ahora, no ha estado presente”.