N´asturianu

"No hay discurso más falso que el que confunde oponerse a un Gobierno con oponerse a los intereses de los asturianos"

José María Pérez denuncia que con las enmiendas a las leyes de créditos aprobadas en la Junta "al que se hace daño no es al Gobierno sino a los asturianos"


El grupo socialista ha defendido la aprobación en la Junta General de las dos leyes de crédito extraordinarias y la ley de endeudamiento, que permitirán disponer al Principado de 343 millones de euros. El diputado socialista José María Pérez ha rebatido las críticas de los partidos que han presentado enmiendas a estos créditos argumentando que “no hay discurso más falso que el que confunde oponerse a un Gobierno con oponerse a los intereses de los asturianos”.

Para el parlamentario socialista, las tres enmiendas a la totalidad presentadas sólo buscaban “bloquear recursos que afectan al presupuesto y a la capacidad de atender las necesidades de los asturianos por lo que al que se hace daño no es al Gobierno sino a los asturianos”.

“Es falso lo que dicen porque saben que si hay menos recursos hay menos capacidad de atender las necesidades sociales, de hacer inversiones y de desarrollar políticas que resuelvan los problemas de los asturianos”, replicó Pérez a los argumentos defendidos por Foro Asturias, IU y UPyD para rechazar la aprobación de las leyes de crédito. Una posición que mereció los reproches del diputado socialista, que defendió que “aprobar los tres créditos supone tener 3.897 millones de euros de presupuesto de dinero disponible para ejecutar este año” mientras que, argumentó, “no aprobar estas tres leyes supondría no disponer de 261 millones de euros más y con eso explíquenles ustedes a los ciudadanos cómo hacer más políticas sociales, más inversión, más educación y sanidad cuando saben que es falso”, remachó.

Finalmente, Pérez, que defendió que los recursos que proporcionan los créditos extraordinarios son gasto corriente para afrontar necesidades que presentan los asturianos, insistió en la necesidad de los créditos porque “o pedimos recursos o le decimos a la gente que no les podemos pagar el servicio”.

“No quiero pensar que hacen esto para darle una bofetada al Gobierno”, interrogó Pérez en una intervención crítica con los “discursos electoralistas y maniqueos” de los partidos que votaron en contra de unas leyes de crédito con “la que a quien castigan no es al Gobierno sino a las personas a las que les quitan el dinero para recibir los servicios públicos”.