N´asturianu

"Necesitamos que los socialdemócratas se hagan fuertes en Europa para cambiar un rumbo que nos lleva a empobrecer a los trabajadores y a que se quiebre el proyecto europeo"

Elena Valenciano llama a movilizar el voto el 25-M para "plantar cara a una derecha europea que le ha hecho mucho daño a España"


"Una gran batalla y una decisión trascendente" es lo que predice Elena Valenciano que está en juego en las elecciones europeas del 25-M. La candidata socialista al Parlamento europeo llamó en Candás a "cambiar el rumbo de la UE, que ha hecho que haya millones de trabajadores sin expectativas de futuro". Para conseguir "plantar cara a la derecha europea", la vicesecretaria general del PSOE pidió el voto para que "los socialdemócratas se hagan fuertes en Europa para cambiar un rumbo que nos lleva a empobrecer a los trabajadores y a que se quiebre el proyecto europeo".

En el acto político de Candás, junto a Javier Fernández, Jonás Fernández y el alcalde de Carreño, Ángel Riego, la número 1 de la candidatura socialista defendió la necesidad de apostar por el proyecto europeo como requisito para conseguir que España salga de la crisis. Una mala situación económica que, a su juicio, ha estado provocada por la derecha europea, "que le ha hecho mucho daño a España". "La derecha española y la europea tienen un proyecto en el que se salvan los de siempre y caen los que siempre han caído", ha añadido.

Durante su intervención, la candidata criticó las políticas de una derecha "que ha impuesto su mantra de austeridad mientras miles de ciudadanos se quedan en la cuneta". Una receta que contrapuso a la política llevada a cabo por el Gobierno asturiano, "que está demostrando que se puede gestionar la crisis de otra manera".

Frente a la estrategia del PP, "que no quiere hacer campaña", Elena Valenciano defiende la necesidad de acudir a las urnas "porque el 25-M tenemos la clave para resolver los problemas en España" y hacer uso de "un voto que cambiara cosas" y para recuperar la Europa, dijo, "que nos enseñaron Felipe, Brandt y Palme".

En su discurso, la candidata socialista recordó la preocupación mostrada durante su visita a Asturias por los problemas de los pescadores, los mineros y los trabajadores de Tenneco. "Hemos comprobado que se trata de resolver los problemas de la gente, ese es el sentido de la política. De acercar las soluciones a la gente que está sufriendo", concluyó. En su defensa de lo que denominó la política real, Valenciano prometió que "los socialdemócratas seremos la voz en el Parlamento europeo a favor de la dignidad de los trabajadores, frente a los que han sacrificado la dignidad de los trabajadores por valores que nos son ajenos".

Javier Fernández, por su parte, también reivindicó el proyecto europeo. Convencido de que las elecciones europeas son "fundamentales", el secretario general de la FSA-PSOE sostuvo que "hablar de ciudadanía europea es estar en contra de los nacionalismos europeos". Ante estas dos posiciones políticas antagónicas, aclaró que los socialistas "no queremos que se fragmenten los estados nacionales en la Unión pero tampoco que los estados gobiernen Europa".

En su defensa de "Europa como antídoto contra el egoísmo nacional", Fernández se mostró en contra de "una Europa alemana, porque un solo país no puede construir ni liderar Europa porque lo hará en su propio provecho".

Tras defender la necesidad de llevar a cabo una unión fiscal en la UE, el líder de los socialistas asturianos atacó, sin nombrarlo, a Foro Asturias, partido del que criticó que sólo se presenta a las europeas "para ganar al PP y para recalcar su hegemonía. Eso es lo que les importa de Europa".

Tras lamentar que la reforma laboral haya propiciado el intento de Tenneco de cerrar la planta de Gijón, Javier Fernández cargó contra las reformas "reaccionarias y profundamente ideológicas del PP" desde que gobierna. Así, arremetió contra la reforma fiscal anunciada porque "es la reforma económica más ideológica junto a la reforma laboral".

Para Jonás Fernández, candidato asturiano en la lista del PSOE a las europeas, el 25-M es una ocasión de "parar a Rajoy y a los recortes que vienen de Europa". Para ello, explicó, "es necesario una amplia mayoría de izquierdas en el Parlamento europeo para poder hacer otra política económica en España". "Hay que desenmascarar al PP y quitarles las disculpas del corsé europeo para que quede claro que los ajustes del PP son intencionados y responden a su ideología neoliberal", sentenció.

Por último, reclamó un presupuesto europeo más cuantioso, así como "dar la batalla porque las multinacionales tributen en Europa" y se mostró confiado en que "se puede evitar la deslocalización porque si hemos podido parar la deslocalización de Tenneco eliminaremos también el límite temporal de 2018 en Europa para el fin de las ayudas al sector minero". Finalmente, el alcalde de Carreño, Ángel Riego, pidió "llevar el corazón de la gente a la dignidad de las decisiones de Europa" para evitar lo que, a su juicio, está sucediendo en Europa desde 2008, "con unas autoridades europeas que están haciendo un austericidio que tiene consecuencias en la gente de España".