"Necesitamos cambiar las rivalidades por complicidades entre ayuntamientos"


Javier Fernández, candidato socialista a la Presidencia de Asturias, respondió a las cuestiones planteadas por el portavoz del Grupo UPyD, Ignacio Prendes, durante la segunda sesión del Pleno de Investidura que se celebra en la Junta General del Principado.

Fernández se refirió a la reordenación municipal, tratada entre ambas formaciones políticas, recordando que "Asturias no está en la misma situación que el conjunto del país" por el número de ayuntamientos respecto al número de habitantes. "Le quiero pedir a la cámara que lo hagamos con decisión y con prudencia", pidió. "El ayuntamiento tiene raíces muy profundas, está en el ADN de los ciudadanos, y
supone incidir en sentimientos que pueden derivar en pérdida de energías en un momento que las necesitamos todas".

El candidato socialista también se refirió a la reordenación del área central asturiana. "Es una de las potencialidades de esta comunidad, tenemos que explotarla y no lo estamos haciendo", aseguró. "Necesitamos cambiar mentalidades y rivalidades entre ayuntamientos para convertirlo en complicidad", señaló Fernández. "Cada pretensión de competir de los ayuntamientos se puede convertir en una oferta común respecto a las inversiones, los equipamientos, con consorcios fuertes…", pidió. "Tenemos la séptima aglomeración urbana del país, y debería ser un estímulo para las inversiones. Tenemos una gran potencialidad que debemos aprovechar", aseguró.

Uno de los problemas que Javier Fernández pretende afrontar desde el Gobierno es la crisis relacionada con la energía. "Si los nodos son las ciudades, lo que pretendemos es que sean más compactas, que reduzcan la movilidad. No podemos permitirnos la idea de ciudades jardín, enormes consumidoras de agua, energía…". "La auténtica revolución viene por el ahorro y la eficiencia energética, y me propongo llevar a cabo un plan a largo plazo, serio, de ahorro y eficiencia, de cara a un futuro en el que la energía va a ser cada vez más un coste determinante", explicó.

Javier Fernández también nombró los pactos con los agentes sociales "que no van a sustituir a esta Cámara, porque no lo han hecho nunca". "Un pacto político y un pacto social son dos cosas distintas, y de lo que se haga en el terreno social, tendrá conocimiento y aprobación esta Asamblea", aseguró.

El candidato a la Presidencia también negó que Asturias sea una sociedad subsidiada. "Tenemos una economía de transferencias, sí, y un sector subsidiado, y se trata es de pasar de una economía de transferencias a una economía competitiva, y se está haciendo, pero si ahora vienen estos flujos en esta dirección es porque en otro momento fueron en la contraria. Es como debe funcionar un país". Además, señaló que "el término subsidiado transmite un enorme poso de pesimismo a los ciudadanos, y creo que deberíamos evitárselo".

También avanzó que "la falta de vocaciones empresariales va a centrar los esfuerzos del Gobierno", y que apostará por la reforma de la Formación Profesional.