"La solución que plantea el Gobierno de España para la tarifa eléctrica es una absoluta barbaridad"

Adrián Barbón denuncia, en la presentación de la moción en siete ayuntamientos con empresas electrointensivas, que la reforma de la subasta "es una absoluta locura que en nada beneficia"



Adrián Barbón ha tildado de "absoluta barbaridad" la solución que plantea el Gobierno de España para la tarifa eléctrica "porque en vez de ampliar los plazos de la subasta los reduce a 5 meses". El secretario general de la FSA-PSOE ha explicado en la presentación de la moción que registraran los socialistas en los ayuntamientos con empresas electrointensivas (Avilés, Corvera, Castrillón, Gozón, Gijón, Carreño y Navia) que la Federación "ha abordado una reflexión en un asunto que está a pie de calle, como dije que haría, en relación a los problemas que se vayan presentando a la sociedad asturiana". En este sentido, se felicitó de que, a través de "una amplia representación institucional de este partido traslademos los problemas".

En esa representación, el líder de los socialistas asturianos citó a la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín; el portavoz municipal socialista en Corvera, Jorge Suárez Jaimes; el alcalde de Gozón, Jorge Suárez; el portavoz municipal de Castrillón, Jesús Cabrales; el portavoz municipal en Gijón, José María Pérez; la alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, y la portavoz municipal en Navia, Mari Cruz Fernández. Además, en la presentación de la moción estuvieron la dos secretarías de la FSA-PSOE que han impulsado su registro en los citados municipios, la de Política Municipal, a cargo de Iván Fernández, y de Política Económica, dirigida por Enrique Fernández. También estuvieron presentes en la Casa del Pueblo de Avilés el secretario de Empleo y Relaciones Laborales, Fernando Prendes Fernández-Heres, y el secretario de Energía, Felipe González Coto.

"La solución que plantea el Gobierno de España", según Barbón, "es la contraria porque, en vez de ampliar los plazos de la subasta, lo reduce a cinco meses. Es una absoluta barbaridad". "En vez de solucionarlo lo está complicando aún más porque no está garantizando estabilidad para la planificación de las inversiones estas empresas", ha añadido.

Para el líder de los socialistas asturianos, "el Gobierno de España no está planteando soluciones reales a los problemas de las industrias electrointensivas, que no solo afectan a varias comarcas de Asturias sino a muchos trabajadores/as de esta comunidad".

Empleo de calidad "que es una salida laboral para muchos jóvenes"
"Es una industria fundamental para Asturias no solo desde el punto de vista del su incidencia en el PIB sino en lo que se refiere a la creación de empleo, empleo de calidad y que da salida laboral a muchísimos jóvenes de Asturias". Ante esta situación, el secretario general arremete contra el Gobierno de Rajoy porque "tiene los instrumentos necesarios para plantear soluciones pero falta voluntad política". Puso como ejemplo el acuerdo del PNV con el PP en los Presupuestos Generales del Estado de 2017, "que dio solución a muchas empresas electrointensivas radicadas en Euskadi pero no ocurrió lo mismo en Asturias". Para tratar de corregir y denunciar la política del Gobierno de España, la FSA-PSOE impulsa ahora una moción "para evidenciar nuestra forma de trabajar, que es la de plasmar problemas sectoriales concretos que afectan a territorios y que se puedan poner en valor con una defensa común".

Tras destacar que "el Gobierno de Asturias está trabajando mucho y bien para dar una respuesta" en la tarifa eléctrica y constatar que "la FSA-PSOE tiene una postura nítida y clara sobre la necesidad de esta reforma en el sentido que piden empresas, sindicatos, trabajadores y alcaldes socialistas en el territorio", el secretario general llamó a alcaldes y alcaldesas de otros partidos a que "se sumen a esta reivindicación".

"La reforma de la subasta es una absoluta locura y en nada beneficia al interés de las industrias electrointensivas, que tan importante son para los asturianos/as", ha asegurado Barbón, que denuncia que "la solución de cinco meses no nos convence, cuando las empresas pedían un plazo de adjudicación mínima de dos años".

"El Gobierno sigue enrocado y sin dar una solución", ha denunciado antes de recordar que "el Gobierno de España recibió un tirón de oreja por la UE por una formal de gestión que se ha revelado errónea, pero el ejecutivo central está en una huída hacia delante porque cuando todo el mundo lo dice, empresas, comunidades autónomas, sindicatos, trabajadores, es que algo estás haciendo mal y, ante eso, solo cabe modificar y cambiar el planteamiento o enrocarse".