"Me llena de orgullo y de gratitud recoger el galardón que lleva el nombre de Ramón Rubial, un símbolo para los socialistas"

"Si hubo alguien en España que supiera practicar el consenso, ése fue Ramón Rubial", dice Javier Fernández en San Sebastián tras recoger el premio que lleva el nombre del histórico dirigente vasco




"Me llena de orgullo y de gratitud recoger el premio que lleva el nombre de Ramón Rubial, un símbolo para todos los socialistas", confesó, emocionado, el secretario general de la FSA-PSOE tras recoger el galardón de la novena edición de los Premios Ramón Rubial, que le fue entregado hoy en San Sebastián por Idoia Mendía, secretaria general de los socialistas vascos.

Durante su intervención, Javier Fernández enfatizó el significado que "para todos los socialistas, pero especialmente para los de mi generación" tiene el histórico dirigente socialista. Un político al que, según Fernández, "admiramos por su sencillez de hombre y de político". Asimismo, reconoció al histórico socialista vasco el mérito de "representar como nadie el tránsito y el puente de dos etapas de la historia del partido socialista y de la historia de España".

El líder de los socialistas asturianos evocó el cambio político en España, de la dictadura a la democracia, para destacar los méritos de Rubial. En este sentido, destacó, entre las muchas cosas que cambiaron en España en aquella época, "cómo cambio el lenguaje". "La dictadura tenía un lenguaje: los obreros eran productores, la democracia era orgánica y los sindicatos eran verticales, y se sustituyó con palabras que decían partidos, libertad, tolerancia, igualdad", explicó Javier Fernández. Siguiendo esta argumentación, el secretario general de la FSA-PSOE, enfatizó dos palabras que, en su opinión, representan a Ramón Rubial. La primera, consenso y, según Fernández, "si hubo alguien en España que supiera practicar el consenso, ése fue Ramón Rubial". La segunda, autonomía, "y él fue el primer lehendakari de la historia democrática en Euskadi".

Por estos y otros motivos, señaló durante su discurso tras recoger el premio, Fernández tildó a Rubial de "hombre faro para los socialistas, una luz que ilumina el camino, ahora que está muy sombrío".