María Jesús Álvarez denuncia en Somiedo la "paralización total" de la gestión de los parques naturales

La candidata socialista acusó a Cascos de apostar por un modelo de conservación ambiental "que nos retrotrae al siglo XIX"


La cabeza de lista del PSOE por la circunscripción occidental, María Jesús Álvarez González, acusó en Somiedo al Gobierno del Principado de “poner en peligro” el desarrollo rural vinculado a parques naturales como el de Somiedo. Álvarez visitó el pueblo del Valle del Lago donde mantuvo una reunión con los vecinos en la que también participó el alcalde del concejo, Belarmino Fernández Fervienza.

La candidata denunció la “paralización total” a la que ha sometido el gobierno de Foro  “al parque natural del Somiedo y al resto de los parques naturales  de Asturias”. “Desde que la derecha  llegó al Gobierno   no sólo han paralizado las partidas presupuestarias para los programas previstos, sino que se han negado a constituir los órganos rectores como el consejo rector y la junta del parque y, como consecuencia, la gestión de estos espacios naturales está paralizada”.
 
Álvarez advirtió que “la derecha nunca ha querido poner en práctica ni entender políticas de desarrollo vinculadas a espacios naturales  y, es más, Cascos apuesta por un modelo de conservación que nos retrotrae al siglo XIX”.

La candidata recordó que el Proyecto de Presupuestos Generales del Principado de Asturias, que fue rechazado por el Grupo Parlamentario Socialista, no contenía ni una sola partida económica destinada a Somiedo. “Somiedo desapareció totalmente en unos presupuestos en los que la Consejería de Agroganadería y Recursos Naturales sufría un drástico recorte a pesar de las promesas de Foro de considerar al sector agrario y ganadero como estratégico”.

La número uno de la lista por occidente afirmó que sólo un Gobierno del PSOE “puede resolver los problemas de Asturias y llevar a cabo un proyecto serio y cohesionado para la Comunidad Autónoma”. “Las  derechas ya han demostrado su incapacidad para dar estabilidad y gobernar en Asturias porque anteponen, y lo han hecho ya en dos ocasiones, sus rencores y odios personales a los intereses y el bienestar de los asturianos”. “Cascos nos ha hecho perder un año con lo que esto supone de retroceso y más en un contexto de crisis”, añadió Álvarez.