Manifiesto del PSOE en el Día del Libro y los derechos de autor



El libro es el encuentro entre el autor y el lector. Más allá de sus formatos, el libro es la condición indispensable para la experiencia de la lectura. Una actividad que nos moldea desde nuestros primeros libros, incluso que nos define con las relecturas de aquellos títulos cuya hendidura en nuestra conciencia ha sido más relevante y que es, sino el mayor, uno de los grandes adelantos en la evolución humana. Este año 2013 se celebra mundialmente ese día bajo el lema "Leer es vivir", y nada puede definir mejor su dimensión social e individual. "Somos lo que leemos" como afirmó Borges.

El libro es, por tanto, un elemento esencial en la consecución del derecho a la cultura y lo celebramos con la doble dimensión que, de un lado refleja en el libro el producto de la creación y todo un sector editorial que tiene una importancia mundial y, de otro, como un elemento esencial e indispensable para el desarrollo tanto social como individual.

El Día del libro y los derechos de autor debemos festejarlo reconociendo el valor de la creación, así como el derecho a ser protegida y respetada por el Gobierno del PP. Hoy, el día del fallecimiento de Cervantes, al igual que él, los autores se encuentran luchando contra la degradación del reconocimiento de su trabajo que vuelve a sufrir un ataque con el anteproyecto de Ley de Propiedad Intelectual presentado por el Gobierno de Rajoy que devalúa peligrosamente el valor del trabajo del creador.

Hoy debemos celebrar el 23 de Abril recordando que la industria del libro supone anualmente cerca de 3.000 millones de euros en la economía española, un 0,7% del PIB, y da empleo, directo e indirecto, a más de 30.000 personas. Así, una industria tan importante, es una oportunidad para salir de la crisis y exige una atención directa por parte de las administraciones y los poderes públicos. De la buena salud de este sector depende, en gran parte, el desarrollo equilibrado de la sociedad del conocimiento, y es una condición necesaria para asegurar que el acceso a la cultura sea un derecho efectivo en el futuro. Así, es el momento de recordar las medidas destinadas a devaluar la protección a la creación que nos llevan hacia el camino opuesto, reflejando la incapacidad de entender la enorme oportunidad que supone la industria editorial y a los propios autores.

El libro es la pieza fundamental para el acceso a la cultura; los españoles hemos avanzado enormemente los últimos años, producto del propio desarrollo del país y de la mejora en los niveles educativos.
El hábito, el gusto, y el disfrute de la lectura, es una tarea en la que los poderes públicos han jugado un papel muy importante en España durante las últimas tres décadas que no debe verse mermado por la crisis.

Una sociedad que no aspire a que la cultura esté en el centro de la vida de los ciudadanos, renuncia a su propio bienestar y ahoga gran parte del desarrollo personal de cada uno de ellos.

Los socialistas queremos reivindicar el Día del Libro para realizar un reconocimiento a la labor de los creadores, proteger sus derechos, reivindicar políticas activas para el mayor sector cultural de nuestro país y sus profesionales, defendiendo así que la promoción de la lectura por los poderes públicos, así como la labor de bibliotecas públicas, son una herramienta esencial para garantizar el derecho a la cultura de cada ciudadano.

Madrid, 23 de abril de 2013