Manifiesto Día Mundial contra el SIDA

El PSOE, en el Día Mundial del Sida quiere reiterar su
firme compromiso y voluntad de trabajo para incrementar las
políticas públicas de prevención, así como insistir en la
lucha contra el estigma y la discriminación que sufren las
personas que viven con el VIH y en la importancia del
diagnóstico precoz.

Si bien es cierto que, según los últimos datos a nivel
mundial aportados por el Programa de las Naciones Unidas
sobre VIH/Sida (ONUSIDA), en 2009 hubo un 20% menos de
infecciones que en 1999, los 2,8 millones de nuevas
infecciones en un solo año sigue siendo una cifra muy
elevada. Es por tanto necesario, como se insiste desde
todos los organismos internacionales, que se siga
invirtiendo en programas de prevención para lograr el
acceso universal a estas medidas.

En España, tampoco podemos bajar la guardia porque cada año
se producen más de 3.000 nuevas infecciones, por lo que la
dimensión de la pandemia hace imprescindible llamar la
atención de que no es solo un problema que se produce en
otros países, sino que también es necesario darle respuesta
en el nuestro. Se calcula que entre unas 120.000 y 150.000
personas viven en España con el VIH, aunque una cuarta
parte de ellas aún lo desconoce. Ello implica que, por un
lado, no puedan beneficiarse de los tratamientos y, por
otro, se incrementa el riesgo de transmisión del virus. Los
expertos insisten además en señalar que un diagnóstico
precoz reduce el riesgo de desarrollar sida. De ahí, que
sea muy importante y necesario romper con el estigma y el
miedo para que las pruebas de detección se conviertan en un
hábito de salud cotidiano. De igual modo, es fundamental
que se garantice la adecuada asistencia sanitaria
especializada de todas las personas seropositivas.

Se están dando pasos importantes en la lucha contra la
discriminación y el estigma, como es la aprobación por
parte del Gobierno del uso tutelado del tratamiento
quirúrgico para la lipoatrofia facial asociada al VIH/sida.
Con esta medida se podrán beneficiar más de 6.000 personas
que viven con el VIH, con lo que se mejorará su calidad de
vida y se reducirán los niveles de estigmatización y
autoexclusión que este síndrome provoca en muchas de ellas.

Dar una respuesta adecuada a la pandemia requiere de
medidas políticas, sanitarias y sociales y, en este
sentido, desde el Partido Socialista queremos subrayar que
los derechos humanos también forman parte de esa respuesta
a la pandemia. Y los derechos humanos no están garantizados
cuando en 79 países aún existen leyes que impiden una
adecuada prevención, tratamiento, atención y apoyo del VIH
para las poblaciones más vulnerables. En otros 11 estados
todavía se prohíbe la entrada y residencia de las personas
con el VIH, lo que supone una violación de sus derechos
fundamentales.

El Partido Socialista continuará con los esfuerzos que
desarrolla para apoyar a las organizaciones sociales, para
que puedan desarrollar sus acciones, proyectos e
iniciativas tanto en nuestro país como en el ámbito
internacional.

Las mujeres y hombres socialistas, en el Día Mundial del
Sida, recordamos a quienes han fallecido a causa del sida;
reiteramos nuestro compromiso con las personas con el VIH y
alentamos y apoyamos a quienes, desde las organizaciones
sociales o desde sus tareas profesionales, trabajan y
dedican su tiempo a dar una respuesta que reduzca o elimine
el impacto de esta pandemia y a garantizar una mayor
calidad, apoyo y atención a las personas seropositivas.

1 de diciembre de 2010.