N´asturianu

"Los socialistas pedimos a Interior que complete el traslado de la Guardia Civil de Langreo al nuevo cuartel en el primer trimestre de 2014"

"Si un ministro del Interior no sirve para resolver el traslado de un cuartel en ruinas a otro recién acabado en el mismo concejo, entonces para qué sirve", se pregunta Trevín


"Los socialistas pedimos que el Ministerio del Interior complete el traslado de la Guardia Civil de Langreo al nuevo cuartel en el primer trimestre de 2014". Ese es el mensaje que recoge la Proposición no de Ley presentada el pasado viernes por el grupo parlamentario socialista en la que los diputados nacionales del PSOE por Asturias solicitan que el Congreso inste al Gobierno de España para que culmine el traslado, dada la situación de ruina del viejo cuartel, que ha propiciado el traslado temporal de los agentes a Siero.

Antonio Trevín ha explicado que la presentación de la proposición (tras una anterior presentada en septiembre de 2013) obedece a la situación de "amenaza con el destierro a Siero", una propuesta del Ministerio del Interior que el diputado nacional del PSOE por Asturias entiende que "necesita una respuesta contundente en el Congreso". Los parlamentarios socialistas asturianos muestran "una oposición radical a una sinrazón burocrática porque, intentar resolverlo con un despropósito ciudadano y policial, es una sinrazón que no tiene pies ni cabeza".

En relación a las manifestaciones del ministro del Interior, Jorge Fernández, en las que admitía que le hacía especial ilusión acudir a Langreo a inaugurar el nuevo cuartel, Trevín replica que "mucha más ilusión y mucha más necesidad tienen los agentes del cuartel de Langreo y también los vecinos".

Trevín, que admitió que cuando fue delegado del Gobierno intentó mediar sin éxito entre el Gobierno del Principado presidido por Álvarez Cascos y el Gobierno de España, puntualizó que la situación del cuartel de Langreo "se volvió incluso más surrealista" después de que, en un debate en la comisión de Interior del Congreso celebrado en febrero de 2013, el portavoz del PP, Ovidio Sánchez, rechazara apoyar una iniciativa socialista a favor de la apertura del cuartel "porque decía que su solución no estaba en el ámbito político, sino en el administrativo y también se comprometió en aquella fecha a que en un mes o mes y medio estaría resuelto el problema".

"Si un ministro del Interior no sirve para resolver el traslado de un cuartel en ruinas a otro recién acabado en el mismo concejo, para qué sirve un ministro del Interior", se pregunta Trevín, al tiempo que denuncia que "no hay nadie que pueda entender" la falta de solución del traslado del cuartel de la Benemérita en Langreo, un proceso que comenzó en octubre de 2006, con la firma del convenio, y que finalizó en diciembre de 2010 con las últimas obras en el nuevo cuartel.

El parlamentario asturiano se queja de que en el caso del cuartel de la Benemérita en Langreo se produjera "una auténtica conversación de oídos sordos entre dos administraciones, la autonómica y la central, difícil de entender cuando eran dos partidos de derechas", uno en Asturias (que entonces presidía Álvarez Cascos) al que Trevín acusa no sólo de "no haber avanzado un ápice sino que cerró la comunicación que había con el Gobierno de España". Una posición que contrapuso a la del Gobierno de Javier Fernández que, "en dos meses, Sogepsa da el paso de dejar que los tribunales resuelvan la parte económica y administrativa y también dar acceso al Ministerio del Interior para que ocupe las instalaciones el nuevo cuartel". Razón por la que el diputado socialista afirma que "desde julio de 2012 esta es una historia de sinrazón burocrática que no puede ser que no pueda resolver un ministro del Interior".

Por su parte, la alcaldesa de Langreo ha tildado de "sainete" la falta de solución al traslado del cuartel, un calificativo que admite utilizar "porque ya no se qué explicar a los vecinos de un asunto que es de una gravedad importante". María Fernández, tras reconocer que "el ayuntamiento de Langreo ha hecho todo lo posible" en el traslado del cuartel, admite sentir "impotencia por no saber ya qué hacer desde el punto de vista administrativo y no saber tampoco qué explicar a los ciudadanos" de un asunto resuelto temporalmente con el traslado a Siero "que es vergonzoso y al que nos oponemos tajantemente porque esa no es la solución". Además, la secretaria general del PSOE de Langreo recordó que el consistorio ha iniciado un procedimiento judicial exigiendo el cumplimiento del convenio que considera que ha incumplido el Ministerio del Interior.

Finalmente, Trevín, ante la "falta de decisión política, de agilidad en la tramitación y de comprensión humana con los agentes y con los vecinos del municipio", denuncia que el Gobierno del PP, en un asunto "de sentido común en la calle, debe tratar de dar respuesta desde la legalidad porque no hay nadie que pueda entender que esté tres años parada una instalación y a eso que en la calle no se entiende está obligado a dar solución el ministro del Interior".

La variante de Pajares

Por otra parte, respecto al retraso en las obras de la variante de Pajares, Trevín asegura que esa casi paralización de la infraestructura ferroviaria se debe "a que hay sequía presupuestaria", lo que supone "una falta de consideración con los asturianos".

La pista del aeropuerto de Asturias

Asimismo, en relación a la polémica por la decisión del Gobierno de España de acortar la pista del aeropuerto de Asturias, Trevín explica que, aún reconociendo la necesidad de acometer obras antes de 2016 para potenciar la seguridad de la pista, la posición de rechazo a esa iniciativa que defiende el Gobierno asturiano "es la más sensata". A su juicio, la solución de ampliar los balizamientos de seguridad sin tocar la pista es más cara y acortarla es más barata, ante lo que el PSOE reclama que se estudie bien la decisión final porque "de la longitud de la pista dependerá el tipo de aviones que puedan operar, por lo que es una decisión para los próximos 50 años". Según Trevín, el Gobierno de Asturias "está abierto a analizar con rigor la situación pero lo que no se puede aceptar es que se nos imponga la solución más barata sin tener en cuenta las implicaciones que tiene para el futuro".