"Los socialistas no podemos admitir que digan que rompemos un acuerdo y que mentimos porque no es cierto y está claramente expresado en el acuerdo que suscribimos"

Javier Fernández defiende que "debemos evitar jugar con leyes básicas como la ley electoral, que necesitan amplios consensos, y que sometamos a esta incertidumbre a la ciudadanía cambiándola por un voto"


Tras la ruptura del pacto de legislatura por parte de UPyD y la retirada del apoyo de IU, el secretario general de la FSA-PSOE ha querido dejar claro que "lo que no podemos admitir los socialistas es que se diga que rompemos un acuerdo y que mentimos porque eso no es cierto y está claramente expresado en el acuerdo que suscribimos". En relación a la reforma de la ley electoral, Javier Fernández explicó en la cadena Ser que en el acuerdo suscrito por la FSA-PSOE y por UPyD "decíamos que aceptaríamos cambios en el sistema electoral asturiano siempre que consiguiéramos un amplio consenso político, que en la Junta se concretaría con una mayoría reforzada".

Fernández argumenta la postura de los socialistas rechazando la toma en consideración de la reforma electoral explicando que, tras haber aprobado la actual ley electoral por unanimidad, "ahora no queremos que se cambie una ley, que es estructural y básica, por una mayoría de un voto (23 a favor frente 22 en contra).

Fernández calificó de "un error, peor que un error" la decisión de UPyD de romper el pacto de legislatura suscrito con la FSA-PSOE, en un momento político "crítico" en Asturias "porque pone en dificultades el Presupuesto y otras leyes, pero es su decisión". Asimismo, rebate las criticas de la formación que preside Rosa Díez, acusando a los socialistas de querer favorecer el bipartidismo al no votar a favor la reforma de la ley electoral, porque en el Principado, dice Fernández, hay cinco partidos con representación parlamentaria. En este sentido, el secretario general replica que, en su opinión, "estamos ante una estrategia de UPyD de carácter nacional y no me parece razonable que Asturias sea el banco de pruebas y el laboratorio de una estrategia política de esas dimensiones".

Por otra parte, la oposición "de manera rotunda" de Foro y PP a la reforma electoral, "advirtiendo de que iban a cambiarla cuando tuviesen mayoría" influyó también, según Fernández, en que los socialistas votarán en contra de la toma en consideración de la reforma electoral porque "eso es lo que debemos evitar, jugar con leyes básicas que necesitan amplios consensos y que sometamos a esta incertidumbre a la ciudadanía cambiándola por un voto".

Además, Javier Fernández reivindicó la legitimidad del Gobierno que preside. "Aquí hay un Gobierno, que está en minoría pero existe, y que va a intentar llevar leyes al Parlamento y poner sobre la mesa un Presupuesto que es necesario y para lo que apelamos también a la responsabilidad de los demás". En este sentido, reiteró que su Gobierno "esta dispuesto a negociar el Presupuesto y vamos a intentar, fundamentalmente con IU y UPyD, llegar a un acuerdo".

Respecto a la posibilidad de elecciones anticipadas, Fernández explicó que "no son siquiera planteables porque nuestro estatuto no nos permite ir a elecciones y ampliar nuestra legislatura, por lo que tendríamos elecciones en mayo de 2015".