"Los socialistas impulsamos una agenda social para blindar la protección de las personas en riesgo de exclusión"

El Gobierno de Javier Fernández diseñará una estrategia a medio plazo para atender a las familias más desfavorecidas



El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha anunciado que el presidente del Principado, el socialista Javier Fernández, ha encargado a la consejera de Bienestar Social la coordinación y puesta en marcha de la Agenda Asturiana contra la Exclusión Social. Un documento que refleja la voluntad del Gobierno socialista asturiano de seguir desarrollando políticas "sensibles" con los ciudadanos más castigados por la crisis y que "apuesta por la protección social y por blindar nuestro Estado de Bienestar".

El consejero de Presidencia ha explicado que la puesta en marcha de la agenda social responde a la estrategia del Ejecutivo de Javier Fernández de dar una respuesta a la crisis "moralmente sensible con los más débiles". De este modo, el Gobierno socialista, en un contexto de caída de los ingresos tributarios, quiere "dotarse de una estrategia propia que articule, coordine y rentabilice todos los recursos destinados por el Principado para asentar la cohesión social, preservar el sistema de bienestar público y prestar atención a las familias más desfavorecidas".

La consejera de Bienestar Social, Esther Díaz, será la encargada de coordinar la agenda social, en la que participarán todas las consejerías. En el plazo de un mes se presentará un borrador ante el Consejo de Gobierno para el análisis de un documento con el que el Ejecutivo persigue "articular todas las iniciativas posibles a favor de los asturianos que sufren la crisis y que tenga un respaldo presupuestario".

Los principales objetivos de esta agenda social, según detalló el consejero, son "blindar la protección social" de las personas en riesgo de exclusión, preservar la dependencia y reforzar la implicación directa con esta política de las organizaciones en favor de la solidaridad y la ayuda humanitaria.

Además, Martínez puntualizó que el Gobierno socialista impulsa esta agenda social pese a que el Principado "no está entre las comunidades más penalizadas por la pobreza" al presentar una tasa del 9,9%, la segunda más baja de España tras Navarra, por debajo del 21% de la media nacional.

La citada agenda, según el consejero, "tendrá un alcance a medio plazo" y se centrará en prever escenarios futuros y nuevas formas de exclusión social.

Finalmente, el consejero de Presidencia destacó que la agenda social servirá para reforzar las señas de identidad del Ejecutivo autónomo en las políticas sociales, entre las que incluyó la política "sensible y cercana" con los cerca de 100.000 desempleados registrados en Asturias, la apuesta del Gobierno asturiano por "blindar la prestación y calidad de la sanidad, la educación y la atención social, que son nuestro pequeño Estado de Bienestar y que para este Gobierno es una convicción más que una obligación". Una política que, a juicio de Martínez, se refleja en las partidas destinadas en los Presupuestos autonómicos de 2013 y en el pacto social con empresarios y sindicatos. Iniciativas que se han llevado a cabo, advirtió, "pese a las imposiciones del Gobierno, en las que Asturias ha cumplido los objetivos de déficit sin penalizar a los más débiles".