"Los socialistas europeos estamos radicalmente en contra de que se reconozca a China como economía de mercado"

Los eurodiputados Jonás Fernández y Ramón Jáuregui plantean que el Parlamento Europeo "apruebe una declaración formal y rotunda contra ese reconocimiento" para salvaguardar los intereses de la siderurgia europea y española


La "amenaza" que se cierne sobre la siderurgia europea por la crisis del acero chino, según Jonás Fernández, fue puesta sobre la mesa en la reunión celebrada esta mañana en la que participó el eurodiputado asturiano y el también europarlamentario socialista Ramón Jáuregui con representantes de MCA-UGT y con José María Pérez, Luis Ramón Fernández Huerga y Luis Ángel Colunga, director general de Industria.

Durante su comparecencia ante los medios, Fernández ha explicado que el sector siderúrgico atraviesa problemas por el coste energético y de la tarifa eléctrica pese al "espacio de optimismo que se había abierto con las inversiones en las plantas asturianas".

El debate que se generará hasta final de año en la UE, ha puntualizado el eurodiputado asturiano, gira en torno a la decisión sobre si China es declarada economía de mercado, una cuestión que influye también sobre la decisión que se adopte en relación al sistema de aranceles comunitario. "Si China sigue sin ser considerada una economía de mercado el actual sistema de aranceles, que también caduca a final de año, podría renovarse con más facilidad y, en caso contrario, habría que ver si es posible instrumentar unos aranceles alternativos que pudieran ayudar a la sostenibilidad del sector siderúrgico", ha detallado.

El debate sobre las consecuencias de la crisis del acero chino, según el eurodiputado asturiano, "es complicada en Europa" porque mientras que los países nórdicos, grandes exportadores al país asiático, son partidarios de que se reconozca a China como economía de mercado, Alemania muestra indecisión, "el presidente de la Comisión Europea creemos que podría tener dudas y Francia está presionando para evitar una decisión favorable a China, una posición que compartimos el grupo de los socialistas europeos".

En este sentido, Jáuregui ha reiterado la posición "radicalmente en contra" de los socialistas europeos "y vamos a trabajar para que en el Parlamento europeo haya una declaración política formal y rotunda en contra de este reconocimiento". Además, el eurodiputado vasco considera que el Gobierno de España "tiene que hacer un trabajo intenso en el Consejo Europeo para oponerse a este reconocimiento porque China incumple un buen número de condiciones para ser reconocida como economía de mercado".

Otra medida que defiende Jáuregui es que España "se tiene que unir a Francia, que encabeza el rechazo a China", sin olvidar reclamar "aranceles más eficaces para que la competencia desleal no se mantenga" y pedir que "se respeten los intereses españoles en el proceso de reestructuración siderúrgica y dar la batalla en la defensa de las plantas españolas". Una fusión en el sector en el que apuntó posibles movimientos de agrupación entre Tata Steel, Thyssenkroupp y ArcelorMittal.

Tras manifestar el compromiso de seguir trabajando conjuntamente con los sindicatos y con los gobiernos autonómicos de Asturias y el País Vasco en la defensa de la siderurgia europea y española, los dos eurodiputados transmitieron su preocupación porque "de aquí a finales de año es el momento clave para vislumbrar la evolución del sector siderúrgico en los próximos años".